Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Pamela David, quebrada de dolor en TV por el caso de un niño con leucemia: "Podría estar jugando al fútbol con mi hijo"

La conductora rompió en llanto al refirirse a la lucha de Lucas Lemlich, un chico de 8 años que necesita un trasplante urgente de médula ósea.

La emoción de Pamela David por el caso de Lucas Lemlich, un chico con leucemia

Un momento de gran sensibilidad vivió Pamela David en una entrevista que dio para Mauro La Pura Verdad, el programa de Mauro Viale. La animadora de Desayuno Americano se emocionó con el caso de Lucas Lemlich, el chico de 8 años que espera desde hace 3 semanas un trasplante de médula ósea por un caso de leucemia mieloide monocítica.

"Me emociono porque Feli, mi hijo, está jugando la final de 'El mundialito' en el Club de Amigos y Lucas, que tiene 8 años, podría estar jugando también. Está internado en el Hospital Italiano y su mamá se enteró hace un mes que tiene leucemia. Entonces vos decís 'hay que agradecer cada día'. No puedo dejar de emocionarme porque vengo de hablar con los papás, están todos ahí acompañándolo. Es algo que me moviliza", explicó, emocionada Pamela David.

Cuando el periodista le preguntó a la conductora qué era la felicidad, dudó antes de responder porque estaba movilizada por la noticia, que hoy tiene a los padres del nene en una campaña nacional para encontrar un donante: "La familia y la salud de la familia. Es importante valorar todos los días de la salud de la familia", respondió a punto de quebrarse.

Ya con lágrimas en los ojos, Pamela explicó la razón de sus lágrimas: "Me emociono porque Feli (N. de la R: Felipe, su hijo) está jugando la final de 'El mundialito' en el Club de Amigos y Lucas, que tiene 8 años, podría estar jugando también. Está internado en el Hospital Italiano y su mamá se enteró hace un mes que tiene leucemia. Entonces vos decís 'hay que agradecer cada día'. No puedo dejar de emocionarme porque vengo de hablar con los papás, están todos ahí acompañándolo. Es algo que me moviliza", explicó, emocionada Pamela David