Natalia Oreiro, una mamá embelesada por su hijo: "¡Atahualpa conjuga verbos desde que tiene un año!"

La actriz de Entre Caníbales habló de su vuelta a la TV y de la cómplice relación que tiene con su pequeño, fruto de su amor con Ricardo Mollo.

Natalia Oreiro, orgullosa de su hijo (Foto: Ciudad.com y Web)
Natalia Oreiro, orgullosa de su hijo (Foto: Ciudad.com y Web)
Fragmento de Natalia Oreiro, en Perros de la calle.

El miércoles 20 Natalia Oreiro (38) desembarca en Telefe con Entre Caníbales, ficción de Juan José Campanella en la que comparte oficio con Benjamín Vicuña y Joaquín Furriel. "Mi rol en Entre caníbales es el personaje de mi vida", le decía la actriz a Ciudad.com en el lanzamiento a la prensa de la novela, que irá de lunes a jueves a las 23 horas.

Feliz con su desafío laboral, Oreiro habló en Perros de la Calle -el ciclo de Andy Kusnetzoff por radio Metro- del inminente debut de la tira, pero el que se robó el protagonismo de la nota fue su hijo, Atahualpa, fruto de su amor con Ricardo Mollo.

Tras confesar que no estaba en sus planes volver rápidamente a hacer un trabajo diario en la TV porque deseaba compartir más tiempo con su hijo, Natalia contó una divertida charla con Atahualpa, quien a sus 3 años la sorprendió con su razonamiento. 

"El pibe conjuga verbos desde que tiene un año. Le digo 'voy a comprar pañales' y él me dice 'vamos a comprar pañales'. Creo que todos los chicos son un poco así, pero yo estoy embobada porque es mi hijo y pienso que es especial. Me sorprende el razonamiento que tiene".

"No quiero que trabajes más, mamita, si ya tengo muchos autitos", pronunció Oreiro simulando la voz de su hijo. Luego, asombrada del pedido del niño, ella contó lo que le respondió: "No, mamá lo hace porque le gusta, no es un trabajo. Ella disfruta".

Después de describir el ida y vuelta privado, la actriz manifestó: "Es importante inculcarles a los hijos que lo que hacemos lo disfrutamos y no que lo padecemos. Más allá de que nos extrañamos, es bueno que entienda que mamá hace algo que le hace bien", comentó.

Su anécdota cautivó la atención de Andy, quien le pidió que cuente más vivencias compartidas con su niño. Ella, una mamá orgullosa, no tardó en ampliar.

"El pibe conjuga verbos desde que tiene un año. Le digo 'voy a comprar pañales' y él me dice 'vamos a comprar pañales'. Creo que todos los chicos son un poco así, pero yo estoy embobada porque es mi hijo y pienso que es especial. Me sorprende el razonamiento que tiene. A veces llego del trabajo filtrada y no puedo armar las frases y me las arma él. El otro día me dice: ¡'Esto está magnífico!'. ¿De dónde saca eso?", pronunció con énfasis Natalia.

Por último, Oreiro deleitó a la audiencia con una última y pícara situación que, nuevamente, protagonizó su hijo: "Te cuento una relacionada a Rusia. En diciembre fuimos de gira y en un momento que nos estábamos volviendo, nos llenaron de osos, y él le dice a dos chicas rusas: 'Mamá, me gustan las chicas rusas, son lindas y me regalan muchas cosas'", confesó la actriz, festejando las tiernas ocurrencias de Atahualpa.