Una mujer gestará un hijo de su hermana, que perdió tres embarazos, tras la conmovedora idea de su nene: "Por qué no le prestás la panza a la tía"

La Justicia autorizó a una rosarina a llevar en su vientre el hijo de su hermana.

La emotiva historia de vida que se volvió viral: será madre, después de varios dolorosos intentos, gracias al...
La emotiva historia de vida que se volvió viral: será madre, después de varios dolorosos intentos, gracias al...

Una frase suelta al pasar de un nene en toda su inocencia está a punto de cambiar la vida de toda una familia. La justicia rosarina acaba de autorizar a que una mujer le “preste” el vientre a su hermana, en un caso que se presenta por segunda vez en esa provincia, para que ella pueda cumplir su sueño de ser madre. Aunque los nombres de las protagonistas de la historia fueron resguardados, su poderosa historia se hizo viral en las redes.

La mujer deseaba con todas sus fuerzas ser madre junto a su pareja, con quien lleva 24 años juntos y una década compartiendo hogar y trabajo. Sin embargo, tras un largo camino de dolor y desesperanza, habían agotado sus posibilidades.

En 2010 ella quedó embarazada y tras el primer trimestre, el embarazo se interrumpió. Trombofilia fue el diagnóstico que le dieron. Cinco meses después, la pareja recibía la feliz noticia de que estaban esperando gemelos, pero tampoco prosperó: en la semana 18 de gestación el corazón de uno de los bebés dejó de latir, y el otro murió poco después de nacer. Tenía 26 semanas de gestación y pesaba 490 gramos. Los médicos le recomendaron a la pareja no insistir porque pondrían la vida de ella en riesgo, pero aquello tampoco los detuvo.

Era el cumpleaños número 40 de él, cuando ese mismo día se enteraron que estaban en la dulce espera, una noticia que renovaba las esperanzas como los miedos. Una vez más, un estudio arrojó en el tercer mes de la gestación que el bebé tenía problemas para ganar peso y en la semana 27 descubrieron que estaba sin vida. Una sucesión de años de oscuridad, de frustración y de un inmenso dolor volvió a recorrerles el cuerpo, pero todo estaba a punto de cambiar. Una frase del sobrino de la mujer, como un haz de luz, iba a cambiar su suerte. 

“¿Por qué no le prestás la panza a la tía?”, propuso el nene, uno de los tres hijos de la hermana de la mujer. La abogada Nadia Parolin, que llevó adelante la causa en los Tribunales de Rosario, reconoce que aquel inocente comentario fue el disparador de una decisión de vida que emprendió toda la familia. Se asesoraron legalmente, hubo dudas, los constantes fantasmas. Nada los detuvo.

La jueza Andrea Brunetti del Tribunal Colegiado de Familia Nº 7 de Rosario dio su veredicto y autorizó la “transferencia embrionaria en útero subrogado”.

“Es una legalidad que aporta una solución más al derecho de familia”, aseguró la representante legal, sobre la movilizante historia. "Lo increíble es que de ese comentario surgió todo. La pareja se tomó 4 meses para pensarlo, incluso con la preocupación de que la situación no afectara a sus sobrinos. Pero los chicos lo entendieron de modo muy simple", contó la abogada.

Hoy la familia vive con felicidad este camino que están por emprender. Dos mujeres unidas por un mismo latido. Lazos que van más allá de la sangre, de la ley o de los nombres, enlazados bajo el nombre del amor.