Ciudad Magazine

Notas Top

María Del Mar y la escalofriante frase que le dijo Matías Alé en pleno brote psicótico: "¿Tenés hambre? Yo me corto un dedo y te lo vas a comer"

La cordobesa se presentó en Intrusos y por primera vez habló sin vueltas de la noche que desencadenó en la internación psiquiátrica de su exesposo.

María del Mar reveló detalles del brote psicótico de Matías Alé

La madrugada del martes 3 de noviembre Matías Alé (38) sufrió un brote psicótico, y fueron muchísimas las versiones que se contaron a través de trascendidos, más allá de los testimonios iniciales de los allegados al actor. A cinco días de la reaparición en vivo de Alé en Almorzando con Mirtha LegrandMaría del Mar Cuello Molar (24) decidió contar su verdad.

En su visita a Intrusos, la cordobesa hizo un relato crudo del paso a paso del delirio místico que sufrió su exesposo aquella noche, con Luciano Lasca, amigo de Alé, de testigo. "Ese día, a las 8 de la tarde (del lunes) llegó su hermano (Elías), el médico y mi mamá (Nancy). El médico autorizó la internación, pero como Matías era mayor de edad y no se quería internar, le recetó unas gotas. El médico me indicó darle las gotas, se retiró y vino a buscarlo la ambulancia. A todo esto, estuve todo el día encerrada en el departamento, no podía salir ni abrir las ventanas por pedido de él. Cuando se va el médico, el hermano me dice que tenía hambre, que se iba a comprar comida y lo mantenga al tanto. Su amigo Luciano también se fue a comprar las gotitas. Ahí me quedo sola con Matías y mi mamá".

"Cuando llegó (su amigo) Luciano, no lo deja entrar. Decía que Luciano era el diablo y no lo iba a dejar entrar. Entonces, le digo que le abra a Luciano, que tenía hambre. Hasta que en un momento me dice 'si tenés hambre, yo me corto un dedo y te lo vas a comer'. Yo le decía que no. Había que llevar la situación".

Quebrada, María del Mar continuó: "Ahí es cuando Matías cierra la puerta y nos dice que ya no entra ni sale más nadie, que nos quedamos los tres solos. Entonces, empieza a pasar de todo, como música a todo volumen, gritos, rezos, a pedirnos que cantemos, bailemos, saltemos (...) Cuando llega Luciano, no lo deja entrar. Decía que Luciano era el diablo y no lo iba a dejar entrar. Entonces, le digo que le abra a Luciano, que tenía hambre. Hasta que en un momento me dice 'si tenés hambre, yo me corto un dedo y te lo vas a comer'. Yo le decía que no. Había que llevar la situación...". 

Al final, María del Mar Cuello Molar explicó entre lágrimas el terror que pasó con Matías Alé: "Me escapé como pude y me fui, salí corriendo. Llegué al pasillo, llamé al ascensor y cuando me doy vuelta, veo que sale mi mamá, pero que atrás venía Matías. No llegamos a subir al ascensor. Nos quedamos en el pasillo. Nos tenía agarradas del cuello contra el piso, sobre nosotras. Pasó un rato, salieron vecinos y nadie hizo nada. Más allá de que no hubo agresión física, nosotras gritamos. Ahí fue cuando se abrió el ascensor y vi muchos policías y médicos. Me acuerdo que no me soltaba y que la policía no lo podía agarrar. A mí me sacó una mujer policía".

Mirá el video con el relato de María del Mar en Intrusos.