Marcela Tauro anunció su compromiso con su novio 22 años menor: "Me gustaría casarme en una playa en el 2019"

La panelista de Intrusos fue la encargada de dar a conocer la linda noticia, en medio del festejo de cumpleaños de Martín Bisio, su pareja. 

"Yo le había pedido a Dios y al universo un hombre bueno, que me tratara bien", le confesaba Marcela Tauro (52) a Ciudad, a poco de comenzar su romance con Martín Bisio (29), con quien acaba de cumplir 1 año y 5 meses de amor. Y se le cumplió. 

En el cumpleaños Nº 33 del empresario rosarino, la panelista de Intrusos anunció una de las noticias más lindas de su vida. "¡Te estás comprometiendo en el cumpleaños de tu novio!", adelantó Pilar Smith en Me gusta la tarde, el programa que conduce junto a Santiago Zeyen por Canal 26.

"¿Si me imagino casándome de blanco? No. ¡De rojo! Una vez, hace muchos años, fui a un desfile y vi a una novia con vestido rojo, me llamó la atención y dije 'ay, alguna vez...'. Pero imaginate, si me caso de rojo, me dirían de todo. La verdad es que me gustaría que fuese en una playa".

Allí, desde un móvil, Marcela mostró orgullosa su mano, aunque aclaró que el anillo se lo iba a poner en una ceremonia pensada en el medio de la fiesta de su gran amor: "El compromiso va a ser en un rato, al atardecer. Le va a pedir la mano a mi mamá, por eso la traje", contó.

Por otro lado, Tauro remarcó que no vive con su pareja ya que Bisio vive en Rosario, y reveló que el gran evento sería en 2019: "Lo que más me gusta de Martín es que me banca. Tiene un aguenta, pobre chico. Me contiene mucho y ve las cosas de otra manera, yo soy más dramática", remarcó la enamorada mujer. 

En cuanto a cómo sueña el gran día, la entrevistada sorprendió: "¿Si me imagino casándome de blanco? No. ¡De rojo! Una vez, hace muchos años, fui a un desfile y vi a una novia con vestido rojo, me llamó la atención y dije 'ay, alguna vez...'. Pero imaginate, si me caso de rojo, me dirían de todo. Nunca me casé. La verdad es que me gustaría que fuese en una playa... pero bueno, es una fantasía que tengo".

"Si yo proyecto, mi hijo proyecta 25 años más. Él ha pedido hermanitos, pero ya cerré la fábrica. Aunque nunca digas nunca".

"La idea del compromiso fue idea de él. Es muy romántico. Fue una noche en Rosario que me lo propuso. Hace rato que me lo venía diciendo, si fuera por Martín ya estaríamos casados. Yo soy más reticente, no creo tanto en eso", continuó. 

Por último, se refirió a la felicidad que sintió su hijo Juan Cruz (11), fruto de su relación con José María Álvarez, con esta primicia: "Si yo proyecto, mi hijo proyecta 25 años más. Él ha pedido hermanitos, pero ya cerré la fábrica. Aunque nunca digas nunca", cerró, feliz. 

¡Felicidades!