Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La mamá de L-Gante está preocupada por su hijo: "Hay mucha gente que lo quiere y mucha gente que no"

Claudia Valenzuela habló a corazón abierto sobre la carrera del cantante, su entorno y lo que implica dar tantos shows en una noche.

La mamá de L-Gante admitió está preocupada por la fama de su hijo.
La mamá de L-Gante admitió está preocupada por la fama de su hijo.

Luego de que L-Gante contara por qué pidió un avión privado para presentarse en Tierra del Fuego y de que su representante desmintiera que había sido detenidosu mamá salió a hablar.

A corazón abierto, Claudia Valenzuela reflexionó sobre la carrera de su hijo, su entorno y las consecuencias de haberse vuelto tan popular en un corto período de tiempo.

"Tengo miedo. Siempre tenés ese temor y ese miedo cuando una carrera va tan rápido y es tan fugaz. Te puede dar miedo cuando va de un lado de otro, que en esos caminos y traslados le pase algo como les pasó a muchos artistas", expresó en primer lugar en una charla con el Pollo Álvarez.

CUÁLES SON LAS PREOCUPACIONES DE LA MAMÁ DE L-GANTE CON RESPECTO A LA CARRERA DE SU HIJO

Claudia también contó que la entristecen los comentarios que los haters le dedican al cantante.

"Te da miedo porque hay mucha gente que lo quiere y mucha gente que no lo quiere. Las críticas, y él también tiene su carácter y reacciona. Se está dando cuenta de que hay un poco de verdad en que le pegan de más. Todos los días hablan de una cosa nueva o de algo chiquito hacen algo gigante y le encuentran la vuelta para pegarle", sumó.

Y contó que no son verdad sus supuestos pedidos antes de los shows.

"Las exigencias de los shows de las que hablan no son verdad. Por su forma de ser, cuesta mucho que se agrande y se suba al caballo. Cuesta describir su forma de ser y su humildad para que se agrande. Las mismas exigencias que salieron ahora fueron las que salieron cuando se suspendió un show en Venado Tuerto", añadió.

"Las exigencias de los shows de las que hablan no son verdad. Por su forma de ser, cuesta mucho que se agrande y se suba al caballo".

Luego de aclarar que jamás pidió una Play para jugar antes de salir a tocar, contó que a su hijo lo apoyan los amigos de siempre.

"Los amigos del campeón se van retirando solos. Se van limpiando. Están los que se mantienen, los de siempre, que tienen códigos y los que quedan. Los otros se van filtrando. Uno tiene esa mentalidad que sabe el que se arrima te va a pedir algo", sentenció.