Maju Lozano quebró en llanto al revivir el acoso que sufrió en un restaurante: "Estoy angustiada porque me siento expuesta"

La conductora de Todas las tardes recordó el desagradable momento que vivió mientras comía con sus amigas y terminó llorando.

Maju Lozano se quebró en su programa al revivir el acoso que sufrió en un bar

Después de haber hecho pública en Twitter una situación de vulnerabilidad que vivió mientras cenaba con sus amigas en un restuarante de Palermo, cuando un hombre le tocó la espalda varias veces y la molestaba, Maju Lozano abrió Todas las tardes, su ciclo en elnueve, refiriéndose al desagradable momento.

"Les pedimos en reiteradas ocasiones que no nos molestaran y uno de ellos, sobre todo, lo tenía todo el tiempo molestando, diciendo cosas como ‘te estoy hablando, boluda’, ‘te estoy hablando, pelotuda’".

“Estoy sin dormir, me siento como de 14 años, a veces se trata de decir 'esto no está bueno y no lo voy a permitir'", contó al comienzo de su programa. Más tarde, junto a Luciana Peker, una periodista especializada en temas de género, entró en detalles sobre las sensaciones. "Fue una situación angustiante. Para mí lo importante de esto, de esta situación personal que me tocó vivir, es que me provocó una terrible angustia porque me pregunté si actué bien, si actué lo suficiente, si tendría que haber llamado a la policía".

"Me parece importante esto que viví para que no sea normal. Todos tenemos derecho a decir ‘no me molestes’ o ‘no me toques’ porque aunque yo esté en culo por la calle es mi culo y yo hago lo que quiero con él".

“Vinieron con una cosa de ‘somos cinco y ustedes son cinco’. Nosotras estábamos charlando, les pedimos en reiteradas ocasiones que no nos molestaran y uno de ellos, sobre todo, lo tenía todo el tiempo molestando, diciendo cosas como ‘te estoy hablando, boluda’, ‘te estoy hablando, pelotuda’", recordó la conductora.

Más tarde, en el pase entre su ciclo y el noticiero, Maju quebró en llanto: “Es un día tremendamente raro. Estoy angustiada porque me siento expuesta en esta situación”, aseguró, secándose las lágrimas. “Me parece importante esto que viví para que no sea normal. Todos tenemos derecho a decir ‘no me molestes’ o ‘no me toques’ porque aunque yo esté en culo por la calle es mi culo y yo hago lo que quiero con él”, finalizó.