Magui Bravi, una diosa soltera sin prejuicios a la hora de encarar: "No soy orgullosa, si el teléfono no suena y tengo que llamar, llamo"

La conductora de Clave Argentina lució su lomazo en Brasil, donde trabajó como cronista de un programa de televisión local, y posó para la revista Gente.

Con un pasado como azafata (de aviones, no de programas de Guido Kaczka) la escultural Magui Bravi (27) hoy trabaja en dos ciclos turísticos. A cargo de Clave Argentima (por elnueve), la bailarina que alcanzó la fama tras consagrarse en Soñando por Bailar 2 y ser subcampeona de Bailando 2012, también fue contratada por el estado brasileño de Pernambuco para formar parte como notera de un programa que muestra las atracciones turísticas locales.

Relajada en la Praia dos Carneios, en el noreste de Brasil, Magui posó para la revista Gente y habló de su vida. En una curiosa revelación, reveló: "No me busco en Google porque a veces no ponen las últimas imágenes y aparecen fotos muy viejas que no tienen nada que ver con lo que soy hoy. Y yo fui mutando mucho, mi perfil fue cambiando y siento como si viera otra persona".

"Me gusta estar de novia y tengo muchas ganas, pero tampoco es que estoy desesperada. Sé que ya va a llegar".

Soltera y codiciada por más de un candidato, Bravi aclaró qué quiso decir cuando afirmó que hacía ya nueve meses que no estaba con un hombre: "Lo que dije es que no estaba de novia, lo que no quiere decir que no haya estado con nadie. Digamos que no soy orgullosa, si el teléfono no suena y tengo que llamar, lo hago". En ese sentido, la coreógrafa de Bollywood se refirió a su resonante y breve romance con el Chino Darín: "Había una relación cotidiana y, mientras estuvimos juntos, yo sólo estaba con él. Y creo que él también estaba sólo conmigo. Después, se puede poner el rótulo que quieran. Pero ya fue".

Por otro lado, Magui Bravi negó un rumor de affaire con Adrián Suar: "Fue un invento, ni siquiera nos conocíamos. Todo surge porque fui sola a los premios Tato y empezaron a especular que me había llevado él. Pero no me colé, como dijeron por ahí. Mi programa estaba nominado y yo estaba en la terna como mejor conductora... ¡Y con Susana, che!". Y al final, reflexionó sobre su situación sentimental: "Me gusta estar de novia y tengo muchas ganas, pero tampoco es que estoy desesperada. Sé que ya va a llegar".

Fotos: revista Gente