La madre de Vannucci negó que su hija haya sido golpeada de chica, y advirtió: "Que no me hagan enojar; tengo pruebas de barbaridades del marido"

María Inés Vannucci contó su versión de la dura infancia que confesó su hija y contraatacó en Los Ángeles de la Mañana. Además, habló la hermana de Victoria.

La mamá de Victoria salió con los tapones de punta contra su hija y su yerno

Aunque el viejo refrán invita que que "los trapitos sucios se lavan en casa", la familia Vannucci optó por sacarlos al sol. El conflicto entró en un punto de no retorno cuando Victoria Vannucci  aseguró haber sido víctima de violencia en su infancia: "A mí me manadaron al hospital cuando tenía 14 años, a mí me pegaban y mi mamá lo aprobaba. Es una historia de violencia que nunca conté, siempre para proteger a mi familia. Entiendo que haya gente que no me quiera creer, pero existen archivos médicos, mi hombro, mi codo, existen todos mis recuerdos".

"Ella tiene una cicatriz en el codo, es cierto. Producida cuando una vez se cayó contra el enrejado que separa las canchas de tenis, y se cortó. No fue a los 14, fue a los 16. No fue a un hospital, es mentira que mi marido le haya pegado, lo que pasa que las dos hijas que tengo no quieren salir (a hablar) porque están muy nerviosas".

Tras la fuerte acusación a sus padres, Raúl Vannucci se habría descompensado y María Inés, la madre de Victoria, salió al cruce el viernes en Los Ángeles de la Mañana. A contramano de los dichos de su hija, refutó: "Ella tiene una cicatriz en el codo, es cierto. Producida cuando una vez se cayó contra el enrejado que separa las canchas de tenis, y se cortó. No fue a los 14, fue a los 16. No fue a un hospital, es mentira que mi marido le haya pegado, lo que pasa es que las (otras) dos hijas que tengo no quieren salir (a hablar) porque están muy nerviosas".

"Nunca le sacamos un peso a Garfunkel, jamás. (...) Tengo pruebas de barbaridades del marido. Que no me hagan enojar".

Además, la mujer negó haberle robado a su yerno: "Nunca le sacamos un peso a Garfunkel, jamás. Sacabamos plata de nuestros bolsillos para alimentar a dos pobres pumas (sic), que uno se murió de hambre, según nos dijo el capataz. Empezamos a ir nosotros cada 15 días y llevabamos 40 kilos de comida. Los pumas estaban en el campo, en Monte, ¡que digan cómo los tenían! Yo le dije que estaba poniendo plata el padre y me dijo ‘que se mueran los pumas’, y que no me lo desmienta porque tengo hasta fotos de todo. Tengo pruebas de barbaridades del marido. Que no me hagan enojar".

Minutos después, Andrea Taboada transmitió el testimonio de la Maysa (39), la mayor de las hermanas Vannucci: "Desmiente todo lo que dice Victoria. Nunca fue golpeada. No avala ninguno de los dichos de Victoria".  De ese modo, al igual que Marianela Vanucci (26), Maysa también rechazó la versión de Victoria.