Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Las lágrimas de Zaira Nara en su despedida de Morfi, luego de tres años: "Es momento de estar en familia"

La conductora concluyó anticipadamente el ciclo porque volará a San Martín de los Andes para tener a su bebé.

¡Emotivo adiós! Las lágrimas de Zaira Nara al despedirse de Morfi, luego de tres años de trabajo
En 2016, Zaira Nara (31) desembarcó en la conducción de Telefe de la mano de Gerardo Rozín en Morfi Café. Con el paso del tiempo, el programa fue renombrado como Morfi, todos a la mesa y las figuras conductoras fueron rotando. Pero Zaira quedó al pie del cañón, hasta este año que le dice adiós al ciclo, definitivamente.
 
A menos de un mes de dar a luz a su segundo hijo (ya es mamá de Malaika (3), junto a Jakob von Plessen), la conductora se despidió de Morfi, con las emociones a flor de piel y a puro llanto.
"Hay un momento de la vida en el que uno tiene que frenar un poquito. Ya estoy de casi 34 semanas y el obstetra me dijo 'si vas a viajar a la Patagonia, es el momento'", comenzó diciendo Zaira.
 
"Hay un momento de la vida en el que uno tiene que frenar un poquito. Ya estoy de casi 34 semanas y el obstetra me dijo 'si vas a viajar a la Patagonia, es el momento'. Es el momento de parar, de anidar, de quedarme en familia. Estos son unos meses complicados. En octubre yo empiezo a llorar, cuando Jakob se va al sur. Ahora hacen 17 días que él está allá y por suerte viene a buscarnos a Mali y a mí. Porque lo extrañamos un montón, queremos estar con él, para que me acompañe en esta etapa. Por eso también decidí tener a mi bebé en San Martín de los Andes, que hay un grupo excelente de médicos, y tengo que volar en unos días. Voy con mi mamá, que va a acompañarme", comenzó diciendo Zaira, sensibilizada.
"Acá transité toda la vida de mi hija. Desde que Mali tiene uso de razón, ella sabe que mamá se va a trabajar a Morfi y también para ella es una emoción".
 
Luego se enfocó en su labor, durante estos tres años en la pantalla de Telefe: "¿Qué decirles? Arranqué este programa con Mali de tres meses. Me acuerdo el primer llamado de Gerardo Rozín, yo me estaba yendo al campo con mi bebita y el llamado se cortaba porque no había señal. Entonces, él se presentó y me dijo que quería conduzca un programa en Telefe, que yo tenía que ser la conductora. Y yo le decía que estaba loco porque tenía una bebé de tres meses. Ahí justo entró Gerardo (al piso) y aprovecho para decirte ‘gracias por haber confiado en mí’. Este es el canal que elijo, el canal de la familia, el canal en el que amo estar. Acá transité toda la vida de mi hija. Desde que Mali tiene uso de razón, ella sabe que mamá se va a trabajar a Morfi y también para ella es una emoción. Los voy a extrañar un montón, pero me llevo los mejores recuerdos de todos".
 
En ese sensible momento, Zaira les agradeció a cada uno de los conductores con los que trabajó este largo tiempo: "Me llevo los mejores recuerdos de todos. De Gerardo Rozín, que me enseñó un montón. Yo lo escuchaba y yo no podía creer que estaba conduciendo al lado de él. Después me acompañó Damián de Santo, que es un amigazo enorme, también lo extraño un montón porque es una persona excelente. Y como broche de oro llegó el Chino (Leunis), que es un profesional de aquellos, una persona que me supo acompañar en un momento que es difícil. Chino, aprendí un montón de vos. Me voy feliz. Es un ciclo que se termina, pero me llevo los mejores recuerdos".