Karin Cohen y la distribución igualitaria en su casa: "Mi marido no me ayuda, hace todo a la par mía"

La conductora habló de cómo maneja sus tareas diarias junto a su esposo Mauro Venagli, con quien tiene a sus dos hijas. 

Karin Cohen y la distribución igualitaria en su casa (Fotos: Ciudad Magazine e Instagram)
Karin Cohen y la distribución igualitaria en su casa (Fotos: Ciudad Magazine e Instagram)

Pese a que tiene ganado el cariño del público con su carisma, Karin Cohen (49) abrió las puertas de su intimidad y se dejó conocer más allá de lo que se ve en la pantalla donde está al frente de TPA Noticias (TV Pública) desde hace dos años. 

Feliz por la familia que formó junto a su marido, Mauro Venagli, con quien tiene a sus hijas Isabella y Briana, Karin habló de su vida en pareja: "Estar juntos es una elección permanente. En los momentos de mucha tensión hay que ceder. Los dos cedemos. Un poco y un poco. Lo importante es no buscar roña porque en la pelea uno se empecina en tener la razón. Y tal vez tenés la razón pero el otro no puede escuchar porque está cansado, con mucho trabajo, poblemas, estrés. Entonces, si nos queremos, paremos", detalló.

"Criamos a nuestras hijas en conjunto. No lo entiendo de otra manera. Somos un equipo. Mauro no me ayuda sino que está y hace a la par mía. Es difícil pero trato de inculcarles que tenemos que ser iguales".

"Si querés construir algo, hay que ceder. Es un equilibrio delicado. Hay desacuerdos, claro, o días de mal humor y entonces nos alejamos un poquito. Pero nunca dormimos separados. Es importante darnos aire, a veces salgo con amigas o viajo, y él también. Es indispensable eso. Lo que más se complica es estar solos. Pero en unos días nos hacemos una escapa de fin de semana. Cada tanto nos damos ese permiso y las nenas, que están más grandes, se quedan con las abuelas. Hay que buscar el momento de soledad. Todo es un constante equilibrio", agregó. 

Por otro lado, remarcó la ayuda de su marido: "Criamos a nuestras hijas en conjunto. No lo entiendo de otra manera. Somos un equipo. Mauro no me ayuda sino que está y hace a la par mía. ¿Viste que las mujeres dicen que el papá colabora en casa o con los chicos? No, hay que hacer a la par. Por ahí me ocupo más de la casa porque trabajo menos horas. Pero Mauro está súper atento. Quiero enseñarles a las chicas que la igualdad parte de casa".

"De nada sirve elevar las banderas de igualdad si en la cena del domingo no miro a los hombres y pregunto '¿quién lava los platos?' Todo es todo. Es difícil pero trato de inculcarles que tenemos que ser iguales. Distintos pero iguales. Me hubiera gustado criar un varón. Pero será un yerno, en un futuro", cerró, fiel a sus convicciones.