Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jorge Rial y Luis Ventura, frente a frente: "Nosotros sabemos qué fue todo lo que pasó en los últimos dos años"

Los periodistas charlaron en Desayuno Americano, contaron cómo fue la charla que tuvieron hace pocos días y cómo está su relación hoy. 

Jorge Rial y Luis Ventura, frente a frente en Desayuno Americano

La sociedad periodística de treinta años entre Jorge Rial y Luis Ventura se quebró tras la salida de este último de Intrusos en 2014 y de la revista Paparazzi hace pocas semanas. En medio de rumores de una mala relación, los periodistas se reencontraron la semana pasada en la puerta de América.

“Lo vi casi un galán de telenovela, yo sigo eligiendo las mesas con tertulias”, contó Ventura sobre la cordial charla que mantuvo con Jorge. Enterada del cruce, Pamela David aprovechó que tenía un móvil en vivo con Rial en Desayuno Americano (donde Luis ahora trabaja) para que hablen juntos del reencuentro.

Ventura: "Lo que pasó, pasó, él sabrá si estuvo bien o estuvo mal. Yo sé si estuve bien o si estuve mal. Hemos tenido un matrimonio de treinta años, donde no todo fue un lecho de pétalos de rosas".

Así, por primera vez en meses, los periodistas hablaron frente a frente en televisión: “Estamos bien, obviamente no estamos como antes pero yo sigo teniendo el mismo cariño por Luis. Pasaron un montón de cosas en el medio. El otro día nos encontramos y hablamos. Lo único es que nos tenemos que sentar a hablar de otra manera y no parados en la vereda, y ya lo vamos a hacer”, aseguró Rial desde La Red.

Por su parte, Ventura contó por qué decidió contar parte de la charla que tuvieron: “Me gusta guardarme las cosas cuando hay cuestiones personales que hablar, y con Jorge hace un tiempo que no nos cruzábamos. Pero el encuentro, que duró tres o cuatro minutos, generó un embotellamiento de tránsito, hubo gente que empezó a acercarse para escucharnos y les tuvimos que decir que se corrieran. Después, cuando terminó el encuentro recibí dos llamadas preguntándome si era cierto que me había agarrado a piñas con Jorge (risas). Por eso lo conté”.

Sobre la expectativa que genera su relación, Luis opinó: “Creo que hay una necesidad más del afuera que nuestra, tanto de él como mía. La gente necesita vernos juntos, como nos vio durante 15 años”. Y se mostró picante a la hora de hablar del café pendiente: “Eso ya no depende mí, depende de él. Yo tengo su teléfono, se lo dije diez veces, y él tiene el mío. Si quiere, me llama a las 3 de la mañana. Él ya sabe lo que estoy diciendo acá porque nosotros nos juntamos muchas veces pero la gente está dramatizando toda una cuestión laboral, que existió”.

Jorge: "El otro día que nos encontramos, me llamaron para saber si nos habíamos peleado porque los dos hacemos gestos cuando hablamos. No nos estábamos peleando para nada, nunca me pelearía con Luis".

Sin disimular la distancia que los separa, Ventura contó: “Creo que el café en algún momento va a llegar, cuando los dos estemos convencidos de que tiene que ser y cuando uno de los dos dé el primer paso. El otro día lo vi, él medio que se frenó y yo iba a entrar pero pensé ‘va a quedar como que no lo quise saludar’. Yo doy el paso para ir a saludar… Lo que pasó, pasó, él sabrá si estuvo bien o estuvo mal. Yo sé si estuve bien o si estuve mal. Hemos tenido un matrimonio de treinta años, donde no todo fue un lecho de pétalos de rosas. Nos hemos peleado, disgustado, reencontrado. Estamos transitando un momento donde cada uno hace lo suyo, yo lo sigo a través de lo que él escribe y hace, él seguramente hará lo mism uno conmigo”.

En ese momento, Jorge volvió a tomar la palabra: “Pienso exactamente lo mismo. La vida es un devenir de hechos que él y yo los sabemos, y punto. Pero es verdad que hay mucha más expectativa en el afuera que la que tenemos nosotros. Nosotros nos conocemos bien y sabemos qué fue todo lo que pasó en los últimos dos años. Hay mucha expectativa en algo que es mucho menor, para mí y creo que para él también, de lo que se escribe”.

El otro día que nos encontramos, a mí también me llamaron para saber si nos habíamos peleado porque los dos hacemos gestos cuando hablamos. No nos estábamos peleando para nada, nunca me pelearía con Luis. Nunca. Hay gente que dice que si nos cruzamos, nos vamos a agarrar a trompadas… nunca me pelearía con Luis”, sentenció el conductor de Intrusos, tajante.

Rial: "Lo único es que nos tenemos que sentar a hablar de otra manera y no parados en la verdad, y ya lo vamos a hacer".

Por último, Ventura volvió a aclarar su necesidad de contar lo que realmente había pasado en esa charla en las inmediaciones del canal: “No quiero que mañana digan que Ventura intentó asesinar a Jorge Rial en la puerta de América así que por eso escribí lo que escribí”.

A la hora de despedirse, Jorge expresó: “Saludos Pamela, Luis también un abrazo grande” y en el panel se preguntaron con humor sobre si el saludo era para Ventura o Luis Novaresio, quien también participa de Desayuno. Entonces, el exdirector de Paparazzi bromeó: “Lo dijo por Novaresio, que es el que le chupa las medias en la radio”.