Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jimena Barón, sobre el abandono de su padre y su relación con Daniel Osvaldo: "No es casualidad que después yo tenga un hijo con una persona como él"

La artista abrió su corazón tras su fallida pareja con el exfutbolista y lo vinculó con su historia familiar.

Fuerte reflexión de Jimena Barón sobre el abandono de su padre y su relación con Daniel Osvaldo

Lejos de tener una historia familiar y personal armoniosa, Jimena Barón buceó en su pasado para poder explicar por qué volvió a apostar a la pareja con Daniel Osvaldo, al principio de la cuarentena en 2020, sabiendo que el vínculo sentimental entre ellos no fue sano.

Consultada por su reconciliación fallida con el papá de Momo y por la exposición que hizo de su vida en ese momento, la actriz y cantante reflexionó en Los Ángeles de la Mañana: "No era honesto de mi parte no compartir lo que me estaba pasando. Para mí también era confuso volver ahí, pero hacerlo oculto, era caretear, hacer algo que no soy. Fui y dije 'lo comparto'. Siempre comparto todo. Salga bien o salga mal. Yo decido mostrarme como soy, con todo lo que significa”.

Haciéndose cargo de sus elecciones, Jimena puso en escena a su padre Jorge Guevara, fallecido en 2014, con quien tuvo un vínculo muy particular, y lo comparó con la relación de pareja que tuvo con Daniel Osvaldo. "Estoy en una terapia muy hermosa, cagando a palos patrones que tengo muy fuertes, con un papá que desapareció. Yo tuve un papá que se tomó el palo, al que le tuve que rogar, prácticamente, que me vea. No es casualidad que yo después hago pareja y tengo un hijo con una persona como Daniel", expresó Barón, compartiendo un valioso análisis muy introspectivo.

"Yo tuve un papá que se tomó el palo, al que le tuve que rogar, prácticamente, que me vea. No es casualidad que yo después hago pareja y tengo un hijo con una persona como Daniel".

En ese punto de la reflexión, Jimena Barón agregó: "Ahí tengo algo que no es sano, porque no mamé algo sano de chiquita. Con mi mamá con sus relaciones, con mi papá que me abandono. Tengo 34 años y hago terapia hace un montón. A veces me funcionó más y, a veces, menos. Entiendo que a la hora de tener una pareja y de relacionarme, yo estoy muy rota por cosas de mi vida, elijo mal. Me meto en lugares en los que no me respetan o me quieren modificar. Eso yo ya lo sé, pero no lo pude aplicar".