Hernán Caire se tatuó completamente los dos brazos: "Necesitaba que la gente me viera renovado"

El conductor de La Liga, de la televisión paraguaya, sorprendió con su nueva imagen. ¡Mirá las fotos de Paparazzi!

Le daba miedo, y no es para menos. La empresa era casi “titánica”. De no tener ni un solo tatuaje en su cuerpo, pasaría a someterse a un intenso raid de sesiones para grabar completamente sus dos brazos. Pero Hernán Caire (37) tomó coraje y se animó. “La decisión de hacerme los tatuajes la venía madurando desde hacía mucho tiempo. Necesitaba hacer este cambio”, contó el conductor de La Liga, el ciclo de música tropical que lleva dos temporadas en la televisión paraguaya.

"En el brazo izquierdo tengo un pez koi y en el derecho, un dragón. Es el símbolo del luchador de la vida. El que la rema, el incasable. Creo que soy eso: un remador de la vida".

Hernán le reveló a la revista Paparazzi el singular motivo por el que tomó la radical decisión. “Arranqué en televisión a los 15 años y sentía la necesidad de que la gente me viera renovado en la pantalla. Con el tatuaje comencé el 8 de julio y lo terminé a fines de noviembre. Fueron 11 sesiones de casi cuatro horas cada una”, detalló y explicó por qué eligió un motivo tradicional japonés.

En el brazo izquierdo tengo un pez koi y en el derecho, un dragón. Es una leyenda japonesa sobre un pez muy antiguo que nadaba por el río y tenía colores tan brillantes que llamaba la atención de los dioses maléficos. Le iban poniendo trabas y cada vez más alta la cascada. El que la pasaba se transformaba en dragón. Es el símbolo del luchador de la vida. El que la rema, el incasable. Creo que soy eso: un remador de la vida”, concluyó Caire.