Habló María del Mar Cuello Molar, la esposa de Matías Alé: "No me atacó físicamente, iba a internarse en un psiquiátrico y justo se brotó"

La mujer del actor dialogó con Marina Calabró, quien contó en Intrusos su versión de los hechos. Video.

El minuto a minuto del brote psicótico de Matías Alé

El supuesto brote psicótico de Matías Alé (38) en la madrugada del martes se veía venir, según declaró su flamante esposa María del Mar Cuello Molar (23). La flamante esposa del actor habló con Marina Calabró horas después del hecho, y la panelista transmitió su palabra en Intrusos.

Según relató la periodista tras reconstruír el diálogo telefónico con la modelo cordobesa, "todo arranca alrededor de las 10 de la noche, es que lo veía mal a Matías hace días. No era un secreto para nadie, todos lo notaban raro, irritable, con delirios. María del Mar puntualiza en el tema de los delirios. Dice que cuando Matías habló de trillizos en el embarazo, tenía que ver con un delirio de él. La pelea con vos, Jorge (Rial), la pone en este marco".

"Esto arranca alrededor de las 10 de la noche, lo que me cuenta María del Mar, es que lo veía mal a Matías hace días. No era un secreto para nadie, todos lo notaban raro, irritable, con delirios. Puntualiza en el tema de los delirios. Dice que cuando Matías habló de trillizos en el embarazo tenía que ver con un delirio de él. La pelea con vos, Jorge, la pone en este marco".

Así, la periodista continuó: "Toda la catarata de tweets políticos de anoche, la adhesión a Mauricio Macri diciendo que iba a ser el Brancatelli de Macri, lo pone en los términos del delirio. Puntualmente me habla de la nota con Informadísimos, en la que habló de no venir más a América e Intrusos, que luego se desdijo. Ella notaba delirios e incoherencias".

Como a esa altura ya era evidente que Alé no estaba en sus cabales, Calabró precisó el accionar de María del Mar: "Llamaron anoche a un psiquiatra, lo evaluó y la recomendación terapéutica era la internación. Matías estuvo de acuerdo, porque él mismo tenía conciencia de que estaba mal y acepta la internación, que habría sido voluntaria de no haber pasado todo lo que sucedió después. Entonces, María llamó a su mamá por temas de trámites y de contención afectiva. También llegan el hermano de Matías y un amigo. Todo se desarrolló con cierta normalidad, hasta que en un momento el hermano de Matías y su amigo se fueron a comprar comida, y cuando se ausentaron, Matías se brotó, se puso incontenible con gritos tremendos y para ellas era difícil contenerlo. Son los gritos que escucharon los vecinos, por los que llamaron a la policía. Todo esto sucedió porque se demoró la ambulancia para la internación voluntaria".

"Todo se desarrolló con cierta normalidad hasta que en un momento el hermano de Matías y su amigo se fueron a comprar comida, y cuando se ausentó ellos, Matías se brotó, se puso incontenible con gritos tremendos y para ellas era difícil contenerlo. Son los gritos que escucharon los vecinos, por los que llamaron a la policía. Todo esto sucedió porque se demoró la ambulancia para la internación voluntaria".

Aunque primero María del Mar Cuello Molar se había comunicado vía mensajería de texto con Marina Calabró y allí se desahogó respecto del brote de Matías Alé: "Estamos como podemos, con mi familia que viajó. Solo quiero decir que no me atacó físicamente como dicen en los medios. Matías hacía unos días que venía mal y raro, todos lo decían y notaban. Por el estrés le agarró un brote psicótico, por eso sus cambios de humor. La Policía quería que lo denuncia, es lo que está en el acta. Pero esto no fue un maltrato, Mati no estaba bien, tenía orden de internarlo a la noche. La ambulancia con los médicos tardó y ahí explotó más. (...) Es todo mentira lo de la religión, inventaron muchas cosas".