Habló Gladys La Bomba Tucumana tras denunciar a su novio por violencia: "Estoy harta, no puedo ni ir al súper"

La cantante hizo una exposición policial contra Sebastián Escacena y explicó el porqué de su decisión. Audio.

Gladys La Bomba Tucumana, sobre la denuncia a su novio por violencia de género

Una grave noticia sorprendió en los titulares iniciales de Nosotros a la Mañana. El ciclo de Fabián Doman mostró el texto de la denuncia de Gladys La Bomba Tucumana (53) a su novio, Sebastián Escacena (29), por violencia de género en la Comisaría 12 de Tucumán. Ante la repercusión mediática del tema, la cantante se comunicó con Ángel de Brito para explicar la delicada situación.

“Tuvimos una discusión como cualquier pareja, como todos los días. Yo no tengo paciencia, me sobresalto rápido y quería que se fuera de mi casa y él no se quería ir. Quería que se fuera ya, ya, ya. Y como no quería, me fui a la seccional. Y lo único que ha hecho la policía es contarle a todo el mundo que he ido a la comisaría. No han hecho nada”, comenzó en un audio que envió a Los Ángeles de la Mañana.

"Nunca en la vida me tocó, Sebastián. Estoy cansada porque él por cuidarme demasiado ya no puedo ir al súper, a la peluquería porque me lleva él. Lo considero una obsesión".

“Nunca en la vida me tocó, Sebastián. No es agresivo, yo soy la loca. Es una discusión que tenemos todos los días, estoy cansada porque él por cuidarme demasiado ya no puedo ir al súper, a la peluquería, porque me lleva él. Lo considero una obsesión. Jamás en la vida me ha tocado, que quede clarísimo. Hace cinco años que estamos juntos, es una excelente persona. Es un tema muy serio y la policía lo que hizo fue contarle a todo el mundo. Soy una persona muy visceral y me dejé llevar por el impulso porque quería que se fuera en ese momento. La policía es muy malvada”, continuó la artista.

"Tuvimos una discusión como cualquier pareja, como todos los días. Yo no tengo paciencia, me sobresalto rápido. Quería que se fuera de mi casa y como no quería, me fui a la seccional".

“Nunca en la vida me ha hecho nada, vive para mí. Y estoy cansada y harta de que viva para mí. Yo quería que saliera de mi casa, nada más. Era lo único que deseaba porque no quería seguir discutiendo porque no puedo ir al súper. Él me quiere mucho y quiere evitarme que vaya para que esté tranquila en casa. No es nada comparado con lo que le toca a otras mujeres. Me da vergüenza esto porque tengo un hijo, no tengo que dar explicaciones de por qué estoy con él”, concluyó.

Si sufrís violencia de género llamá al 144. Línea gratuita las 24 horas.