La furiosa reacción de Wanda Nara tras ser acusada de difundir los polémicos audios de Maxi López: "Por estas cosas las mujeres no denuncian; yo no filtré nada"

La mujer de  Mauro Icardi se defendió con dos contundentes mensajes en Twitter. ¿Pero se arrepintió de uno de ellos? ¡Mirá qué pasó!

 El enojo de Wanda Nara tras ser acusada de filtrar los fuertes audios de Maxi López
El enojo de Wanda Nara tras ser acusada de filtrar los fuertes audios de Maxi López

Atrás quedó la aparente tregua entre Wanda Nara (31) y Maxi López (33): en diciembre, la expareja se mostró en armonía en el cumpleaños de su hijo Constantino. Incluso posaron juntos para lograr una postal familiar. 

Sin embargo, los conflictos entre la expareja volvieron a salir a la luz a través de polémicos audios, en el que López insulta sin reparo a la madre de sus niños. 

"Pero si entramos recién y estábamos todos cag… de risa, idiota. ¿No ves que sos una idiota? Ya empezás a poner mal al nene", dice Maxi en uno de los mensajes de voz que le mandó a Wanda, con un tono de voz molesto. 

"Es tan grave el que agrede a una mujer como el que lo justifica. No existen audios míos porque nunca agredí. Y no filtré nada", escribió Wanda, y rápidamente lo eliminó.

Con el conflicto instalado, Ángel de Brito abrió su programa, Los Ángeles de la Mañana, debatiendo sobre la problemática relación que mantienen Nara y López y deslizó que la encargada de filtrar los fuertes audios habría sido Wanda.  

Situada en Milán, y en simultáneo al debate que estaban haciendo en TV, la blonda se defendió por Twitter. "Es tan grave el que agrede a una mujer como el que lo justifica. No existen audios míos porque nunca agredí. Y esto está en la Justicia. Yo no filtré nada", escribió la mujer de Mauro Icardi. Sin embargo, a los pocos segundos de lanzar al mundo virtual su descargo, se arrepintió y lo borró. 

Minutos más tarde, agregó sintéticamente: "Por estas cosas las mujeres no denuncian. Yo no filtré nada", sentenció, poniendo el delicado tema de la violencia de género en manos de la Justicia.