Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La furia de Gianinna Maradona en el chat con sus hermanos: "Me rompe mucho las pelotas que sea todo tan público"

En LAM mostraron la conversación de los cinco herederos del Diez y el motivo por el que terminó todo mal. Video

Gianinna Maradona estalló en el chat de sus hermanos: "Me rompe mucho las pelotas que sea todo tan público"

Cada día se van conociendo más datos de la interna familiar que se desató tras la muerte de Diego Maradona. Ahora, Ángel de Brito mostró una charla desconocida entre Dalma, Gianinna, Jana, Diego Jr. y Verónica Ojeda (en representación de los intereses de Dieguito Fernando) y el motivo por el que se diluyó el grupo de WhatsApp que habían creado para dirimir cuestiones legales referidas a su papá.

En una de las tantas páginas a las que accedió Los Ángeles de la Mañana y que Ángel de Brito leyó al aire, quedó al descubierto un tremendo enojo de Gianinna, que fue el puntapié para que se disolviera la unión entre los cinco hermanos.

Todo comenzó después de que Jana pidiera disculpas al ver la furia del resto de sus hermanos por presentarse primera a iniciar los trámites de sucesión con su abogado sin poner en conocimiento al resto. Ante esto, Gianinna volcó su malestar por la filtración de un mensaje de voz que pasaron en Intrusos y que solo había sido compartido en el chat.

“Tengo un montón como para que (Jorge) Rial tenga el audio que me mandó Matías Morla (abogado de Diego) y yo se los reenvié a ustedes, solo a ustedes. No sé cuál es el fin, pero me rompe mucho las pelotas que todo sea tan público cuando es algo privado”, escribió Gianinna.

“Lamentablemente, este grupo no va más. Es el único lugar donde estaba el audio (de la conversación que mantuvo Gianinna Maradona con Matías Morla y que ella reenvió al grupo). Nos comunicamos individualmente”.

Alertada por las palabras de su hermana, Dalma tomó la palabra y dijo lo suyo antes de abandonar el grupo: “Lamentablemente, este grupo no va más. Es el único lugar donde estaba el audio. Nos comunicamos individualmente”.

¡Tremendo!