Florencia de la Ve, íntima sobre la relación con su padre: "Hoy las palabras sobran y vale más un abrazo"

La conductora de Flor de Tarde se refirió en Gente a de qué manera logró dejar atrás los reproches.

Florencia de la Ve, sobre la relación con su padre: Hoy las palabras sobran y vale más un abrazo
Florencia de la Ve, sobre la relación con su padre: Hoy las palabras sobran y vale más un abrazo

Como muchas personas que están en la búsqueda de su identidad sexual, Florencia de la Ve (43) encontró en Buenos Aires la posibilidad de vivir con verdad su deseo de ser quién quería, a costa de estar lejos de su familia. Tras contar la trágica muerte de su madre, la conductora de Flor de Tarde (Ciudad Magazine, lunes a viernes 14 hs) ahondó en cómo reconstruyó su lazo con Carlos (62), su padre.

"Tanto ha pasado entre nosotros que hoy las palabras sobran: una mirada, un abrazo o que de repente, como durante el verano pasado, viaje unos días a Carlos Paz para jugar con sus nietos, vale más que cualquier recuerdo, análisis o reflexión. Se terminaron los reproches".

“Tanto ha pasado entre nosotros que hoy las palabras sobran: una mirada, un abrazo o que de repente, como durante el verano pasado, viaje unos días a Carlos Paz para jugar con sus nietos, vale más que cualquier recuerdo, análisis o reflexión. Se terminaron los reproches”, aseguró Florencia en la revista Gente.

"A ese hombre le tocó lidiar con cosas espantosas, e hizo lo que pudo sin contención ni información: cargaba una estructura mental primitiva, había quedado viudo a los veintipico, solo con dos hijos y, uno de ellos, ‘diferente’".

“Después de ser mamá entendí que muchas actitudes tienen que ver con el contexto. En definitiva, a ese hombre le tocó lidiar con cosas espantosas, e hizo lo que pudo sin contención ni información: cargaba una estructura mental primitiva, había quedado viudo a los veintipico, solo con dos hijos y, uno de ellos, ‘diferente’”, afirmó, sobre sus primeros años.

“De todos modos, no puedo ser mezquina. A papá le debo la cultura del trabajo, el sentido de la disciplina que me hizo fuerte. Al terminar el secundario fui cadete, promotora, manicura, asistente en un taller textil, y cosí vestidos de novia. Por eso, de no haber sido famosa, sé que hubiese sido exitosa en cualquier emprendimiento”, recordó Florencia. También la actriz rememoró el último gesto que le conmovió de su padre: “Cuando le contesté a Lanata, me dijo ‘muy bien, hija, ya era hora de que hablaras”, aseveró.