Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Firme respuesta de Lussich a las chicanas de que se 'rebajó' a ser panelista: "Sentado acá, no dejo de ser conductor"

El periodista habló de cómo lo impactó incorporarse a Intrusos y de la amenaza de muerte que recibió.

Firme respuesta de Rodrigo Lussich a las chicanas de que se 'rebajó' a ser panelista

En marzo, Rodrigo Lussich le dijo adiós a la conducción de Confrontados, en El Nueve, para darle paso a un nuevo desafío laboral: el periodista se sumó al panel de Intrusos, programa al que además de aportarle información, le aporta humor en la sección Los Escandalones. Más allá de que en estos días le está dando algunos dolores de cabeza. Es que, recientemente, Lussich denunció en la Justicia haber recibido una amenaza de muerte, justamente, por su trabajo en Intrusos.

Seguro de sus intenciones al momento de comunicar, Rodrigo hizo un extenso descargo en el programa y le respondió a aquellos que lo chicanean por haber “bajado de categoria”, tras dejar de ser conductor para ser un panelista.

"El rol que te toque ocupar es parte de las etiquetas a las que yo trato de escaparle desde que puede vivir con libertad mi condición sexual".

"Desde que yo llegué a este programa se han abierto un montón de puertas y todo ha sido positivo. Inclusive cuando vos me llamaste y yo venía de conducir, y me decían que llegue a un lugar y me bajé a panelista. No creo que ninguno llegue a ningún lado. Y hay gente que llegó y no salió más de ahí. Yo pienso, de corazón, que esta carrera se reinventa todos los días. En la energía que le pone uno a lo que hace está su esencia. Después el rol que te toque ocupar es parte de las etiquetas a las que yo trato de escaparle desde que pude vivir con libertad mi condición sexual. De verdad, le escapo mucho a las etiquetas. Yo no dejo de ser un conductor, sentado acá. Cuando hago Los Escandalones, no dejo de ser un conductor", dijo el periodista, movilizado.

"De verdad, le escapo mucho a las etiqueta. Yo no dejo de ser un conductor, sentado acá. Cuando hago Los Escandalones, no dejo de ser un conductor".

Acto seguido, agregó: "Yo manejo una vehemencia que hace que parezca que las cosas son personales. Es mi estilo. Yo voy a fondo siempre, para lo bueno y para lo malo. Porque arriesgo, porque no me quedo con el culo en la silla. Si tengo que ser panelista, soy panelista, si tengo que ir a la calle a laburar, voy a la calle a laburar. El día que no sienta mística, pasión, laburo de otra cosa. Yo laburo para ser feliz. Acabo de dejar un programa de radio, que me levantaron, que lo hacía por muy poca plata, pero me hacía enormemente feliz. Por ese programa dejé una conducción de televisión, pero no me arrepiento".