Fernando Dente, íntimo: "Hay una necesidad de encasillar; ¿por qué tengo que ser heterosexual u homosexual?"

El actor, a punto de debutar con el show Aladín… será genial, contó por qué prefiere resguardar su intimidad y elige correrse de las dicotomías.

La confesión íntima de Fernando Dente: Hay una necesidad de encasillar; ¿por qué tengo que ser heterosexual u...
La confesión íntima de Fernando Dente: Hay una necesidad de encasillar; ¿por qué tengo que ser heterosexual u...

Después de vivir un tiempo en Nueva York, donde se perfeccionó en una prestigiosa escuela de actuación, Fernando Dente (28) regresó a la Argentina para protagonizar junto a Julieta Nair Calvo el show Aladín… será genial. Contento por su vuelta al país y por su nuevo proyecto, a la hora de hablar de amor prefiere jugar al misterio y se muestra incómodo ante las etiquetas.

"Estoy muy bien, muy contento, feliz y no voy a decir más. Nunca cuento nada de mi intimidad porque creo que no tiene sentido compartirla públicamente".

“Estoy muy bien, muy contento, feliz y no voy a decir más. Nunca cuento nada de mi intimidad porque creo que no tiene sentido compartirla públicamente. Me quiero proteger y es una puerta que no quiero abrir después no la podés cerrar”, aseguró en la revista Pronto. “Cada vez que llega esta pregunta, siento que los actores tenemos que dar explicaciones y en mi vida nunca sentí que tuviera que rendirle cuentas a nadie. No necesité contar nada íntimo para conseguir trabajo y sé que si lo hiciera tendría el doble de seguidores en Instagram y estaría más seguido en las revistas. Pero no es mi interés”, señaló.

"Siento que hay una necesidad de encasillar. Ahora las nuevas generaciones hablan de chiques y ya no hay más género: no se dice ni chicas ni chicos sino chiques. Me parece fabuloso porque habla de una apertura mental. ¿Por qué tengo que estar soltero o de novio; heterosexual u homosexual; actor o cantante?".

El actor prefiere huirle a las dicotomías, tanto sexuales como artísticas que imperan: “No me molesta y entiendo las reglas, pero soy actor y quiero actuar y dirigir. Y demostrar que también se puede laburar en lugares copados sin tener que andar contando ninguna actividad. Siento que hay una necesidad de encasillar y ahora las nuevas generaciones hablan de chiques y ya no hay más género: no se dice ni chicas ni chicos, sino chiques. Me parece fabuloso porque habla de una apertura mental. ¿Por qué tengo que estar soltero o de novio; heterosexual u homosexual; actor o cantante? Me divierte más el misterio y creo que tampoco interesa demasiado mi vida”, finalizó Fernando Dente.