La emoción de los finalistas de Gran Hermano: Belén, Francisco, Mariano y Matías lloraron con el saludo de sus familiares

Los cuatro participantes se quebraron al escuchar a sus seres queridos, minutos antes de apagar la luz de la casa.

La emoción de los finalistas de Gran Hermano

Las emociones estaban a flor de piel para los finalistas de Gran Hermano 2015. Como ya es un clásico en las distintas temporadas del ciclo, los cuatro participantes recibieron palabras de aliento de sus familiares antes de enfrentarse con el mundo exterior, que los esperaba tras las puertas de la casa-estudio.

Ninguno pudo evitar sentirse movilizado por el saludo de sus seres queridos. "Te estoy extrañando desde el día uno. Llegaba del trabajo y prendía la tele para verte. Le daba besos a la pantalla", le dijo la mamá de Belén en un video que preparó la producción, mientras la modelo lloraba a mares.

Matías también se quebró cuando vio que sus padres y uno de sus hermanos le daban aliento. "Ya no sos un pibito, sos un hombre", afirmó el padre del joven misionero. Mientras que por su parte, Francisco recibió el saludo de Barby Silenzi y de su hija: "Yo tenía mucho miedo de ser padre, pensé que era algo aterrador por el miedo a que se caigan o que les pase algo. Desde que soy padre entendí  que no hay nada que sea mejor", sostuvo el modelo, con lágrimas en los ojos.

Mariano contó con su tía para el emotivo video. "Se habló muy mal acá afuera de vos , fue demasiado y no te lo merecías", le dijo desde la grabación a uno de los hermanitos más polémicos, que agradeció, conmovido por su apoyo.

¡Dale play a la emoción de los finalistas de Gran Hermano 2015!