¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Tamara Alves: "Mi palabra favorita en el sexo es 'gostoso'; es como decir ¡qué placer tengo!"

Asegura liberarse en la intimidad y da cuenta de ello. Su ardiente vida sexual con el futbolista Patricio Toranzo y el "talento" que el crack de Huracán premia con un gran “guauuu”. ¡Diosa!

¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Tamara Alves: "Mi palabra favorita en el sexo es 'gostoso'".
¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Tamara Alves: "Mi palabra favorita en el sexo es 'gostoso'".

Playas soñadas, sol todo el año, carnaval y diminutos trajes de baño. Para el mundo Brasil es la tierra que fue besada por el deseo. De esas fantasías vive el turismo, de imágenes ilusorias que nos dicen “este es el lugar, no otro”. Las descomunales garotas son parte de ese ensueño... y que las hay, las hay.

Tamara Alves (32) es una de ellas. Nacida en el país tropical, su carrera como modelo y vedette explotó su imagen de diosa exótica y en el Cuestionario Sexy de Ciudad.com da fe de por qué, también en el sexo, Brasil dice ser "o mais grande do mundo".

Enamoradísima del futbolista Patricio Toranzo (33), sin perder de vista su trabajo full time como madre de Shuliana (1), el reciente lanzamiento de su marca de indumentaria Soltalo y Locas por el fútbol, un programa de TV que la tendrá como conductora, comparte si es verdad o puro mito la exigencia (sexual) de un marido deportista, su fascinación por los disfraces hot y cómo logró dominar el arte... del sexo oral. “El momento del sexo es único, hay que disfrutarlo, no a medias o con histeriqueos, o diciendo 'esto no', sino hacerlo bien”, afirma. Argentina, ¿decime qué se siente?

"Con mi marido tengo mucha piel y eso marca nuestra pareja. Ni él ni yo soportamos estar tanto tiempo sin tener relaciones. Siempre tratamos de que sea algo diferente en la parte sexual, como hacerlo en distintos lados de la casa. En la mesa, la cocina, los sillones. Y en el verano, también la pileta".

1) ¿Cómo fu tu primera vez?

-Mi primera vez fue muy especial. La mayoría de las mujeres siempre pensamos en cómo va a hacer, porque es algo muy importante en la vida. Uno a veces se imagina las cosas y muchas veces no son como una pensaba. En mi caso fue bastante lindo porque estuvo cerca de lo que me había imaginado. Fue con un novio con el que salí 5 años, brasileño como yo, y teníamos confianza y un cariño muy grande entre los dos. Me puse de novia a los 16 años y a los 17 años perdí la virginidad. Fue en su casa, él me llevaba 6 años de experiencia, era más maduro y vivía solo. Después de estar un tiempo juntos llegó un punto en que él me miraba y me decía “dale, flaca no doy más”. Hubo nervios, pero salió como me lo imaginaba.

2) ¿Cómo es la intimidad con tu marido teniendo en cuenta que fuiste mamá hace un año?

-Cuando tenés una hija las cosas cambian por el tema de los tiempos, los horarios, etc. En la habitación de Shuli tenemos una cámara donde la podemos ver y escuchar, y eso nos da tranquilidad porque aunque ella esté en el piso de arriba podemos estar relajados. Con mi marido tengo mucha piel y eso marca mucho nuestra relación. Ni él ni yo soportamos estar tanto tiempo sin tener relaciones. Siempre le buscamos la vuelta. Más allá de que tengamos una hija, y que ella esté durmiendo, no somos de las parejas que lo hacen rápido y listo. No somos monótonos, al contrario, siempre tratamos de que sea algo diferente en la parte sexual, como hacerlo en distintos lados de la casa. En la mesa, la cocina, los sillones. Tratamos de usar toda la casa, y en el verano también la pileta. ¿Con que frecuencia lo hacemos? Yo estoy sola los fines de semana porque Pato, mi marido, concentra. Además, respeto que un día antes de la concentración no pase nada porque necesita estar entero para el partido. El resto de los días los disfrutamos a full.

"Utilizo mi portugués en el momento del sexo. ¡Eso está buenísimo! Mi palabra favorita en ese momento es 'gostoso'. Es como decir 'que fuerte que estás' o 'que placer tengo'. Se usa mucho en Brasil y es el máximo elogio en el momento del sexo"

3) ¿Cómo es un jugador de fútbol en lo sexual?

-Un futbolista por la preparación física tiene un rendimiento muchísimo más alto, supera sexualmente a todos los hombres que he conocido (risas). Tenemos mucha piel. Siempre tratamos de que sea algo diferente, un día es salvaje la situación y al otro día mucho más romántico. Esta bueno el juego en una relación como la mía; un día tomar la actitud de “no quiero que te muevas, que yo voy a hacer todo”, y que a la siguiente vez le toque a él.  

4) ¿Creés que hay diferencias entre una chica brasileña y una argentina en el terreno sexual? ¿Te han elogiado tu nacionalidad?

-Las brasileñas somos fogosas. Muy liberales, tenemos la cabeza muy abierta en el sexo y sí puedo decir que utilizo mi portugués en el momento del sexo. ¡Eso está buenísimo! Mi palabra favorita en ese momento es “gostoso”. Es como decir que está bárbaro, que está buenísimo, pero esa palabra no tiene una traducción en español. Es como decir “que fuerte que estás”, “que placer tengo” o “que bueno que está”. Se usa mucho en Brasil y es el máximo elogio en el momento del sexo.

"Me gusta sorprenderlo a Pato y salir de algún lugar de la habitación o del vestidor sin que él sepa. ¡Tengo esas cosas locas! (risas). Me he puesto de todo: de enfermerita, de diablita, marinerita, secretaria y de colegiala. ¡El de colegiala me encanta y es el que más le gusta a él!".

5) ¿Te gustan los disfraces? ¿Cuál es tu ropa de batalla?

-Me gusta experimentar con muchas cosas y por supuesto que me encanta disfrazarme, es ponerle un ingrediente distinto a la pareja. Me gusta sorprenderlo y salir de algún lugar de la habitación o del vestidor sin que él sepa. Siempre lo agarro de sorpresa y él me dice “estás loquita, Tamy”. ¡Tengo esas cosas locas! (risas). Me he puesto de todo: enfermerita, diablita, marinerita, secretaria  y colegiala. ¡El de colegiala me encanta y es el que más le gusta a Pato! También me encanta la lencería, los corsets, las medias arriba de las rodillas con transparencias y encaje. Me encanta el color rojo  y usar lápiz labial de ese color, es súper sexy.  También tengo un lado más romántico y soy de esperarlo con pétalos de rosas, con champagne  y con el hidromasaje lleno. Siempre le pongo un poco de pimienta a la relación porque está bueno alimentarla con cosas diferentes.

6) ¿Fuiste alguna vez infiel? ¿Te tocó ser la engañada?

-Soy muy noviera. Tuve tres novios antes de Pato, siempre relaciones muy largas. De hecho, me pasó en una de esas relaciones de bastantes años descubrir que me era infiel  y esa fue la razón por la que me separé. ¡No puedo perdonar una infidelidad por más que sufra y sienta que se me cae el mundo! Pienso que si elijo a alguien es para que sea el hombre de mi vida y para darle todo, sino estoy sola y hago lo que quiero.

"No es importante el tamaño, llegar al punto placentero pasa por otra cosa: por el roce, la previa, los besos, las caricias, el apriete, la forma y el lugar puntual donde tenés que saber tocar a la mujer. Va todo de la mano".

7) ¿Las medidas del pene son importantes? ¿Podés incluir juguetes sexuales a tus relaciones?

-No es importante el tamaño, llegar al punto placentero pasa por otra cosa: por el roce, la previa, los besos, las caricias, el apriete, la forma y el lugar puntual donde tenés que saber tocar a la mujer. Va todo de la mano. Igual no tuve una mala experiencia de tener que decir “¡uy, que garrón lo que me tocó!”. No me interesan los juguetes sexuales porque me gusta sentir “lo de él” y, en ese sentido, Pato es lo más.

8) ¿Alguna vez una chica te quiso encarar?

-Me ha pasado varias veces, antes de casarme. Una vez una lo hizo directamente en un boliche y me dio mucha vergüenza, porque no me lo esperaba. Se acercó buena onda, me vino a hablar bien y empezó de a poquito  con “me encantás, sos divina”. Luego fue “escúchame, ¿estás con alguien? ¿Te vas sola de acá” , y siguió con “¿estuviste alguna vez con alguna chica”. Cuando le dije que no me gustaban las mujeres, me respondió “estaría bueno que probaras porque no sabés lo que te estás perdiendo”. Fue muy incómodo, me quería morir.

"Me da vergüenza decirlo (risas). Yo creo que la parte oral es mi marca, es lo que más me ha alabado mi marido. Capaz hay mujeres que tienen asco, pero yo soy muy liberal y me gusta ver a mi pareja tener placer. Que termine ese momento y que él exclame '¡guau, que bien la pasé!'”.

9) Estuviste viviendo en China, ¿cómo se vive la sexualidad en un país tan distinto?

-En la pareja no cambió en nada porque estaba con Pato, pero por lo que pude conocer los chinos son cerrados para hablar de sexo. Eso sí, en la calle me miraban, no sé si porque me veían linda o porque era diferente, o por mi forma de vestir. Les llamaba mucho la atención mis lolas, porque allá no tienen...  las minas son chatas de cola y de lolas, pero con muy lindas piernas. Tampoco son de operarse las lolas. Muchos me veían y decían “¡Dios mío, no puedo creerlo, esto es de otro planeta!”. No sé si lo veían como algo lindo o feo, para ellos era algo anormal. ¡Una extraterrestre!

10) ¿Cuál es tu fortaleza a la hora dela seducción y en el sexo?

-Ay, me da vergüenza  decirlo (risas). Yo creo que la parte oral es mi marca, es lo que más me ha alabado mi marido. El momento del sexo es único, hay que disfrutarlo, y si elegiste hacerlo, no hay que hacerlo a medias o con histeriqueos, o  diciendo “esto  no”, sino hacerlo bien. Capaz hay mujeres que tienen asco, pero yo soy muy liberal y me gusta ver a mi pareja sentir placer. Que termine ese momento y que él exclame “¡guau, que bien la pasé!”. Está bueno que en la previa haya de todo, y por qué no, que me lo haga a mí también. En el sexo me libero.