Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Contundente mensaje de Ivana Nadal llamando a dejar de juzgar los cuerpos y elecciones ajenas: "Respetar es mágico"

La conductora compartió un video con una reflexión sobre las etiquetas, la inclusión y las diferencias. 

Nadal se puso seria y habló sobre las etiquetas y la inclusión.
Nadal se puso seria y habló sobre las etiquetas y la inclusión.

Más de una vez, Ivana Nadal salió a responder a quienes criticaban su cuerpo. Y ahora, al día 99 del aislamiento, la conductora compartió un mensaje reflexivo, una costumbre que se le hizo hábito desde hace un tiempo. Esta vez, dirigido a quienes miran al otro y lo juzgan, en vez de centrarse en sí mismos. 

“Vos sos el productor de tu felicidad y de tu buen día. Hoy quiero hablar del tema inclusión”, arrancó Ivana en su cuenta de Instagram, antes de explicar que cuando esa palabra llegó a su vida en referencia a las diferencias y a los gustos sexuales. 

Contundente mensaje de Ivana Nadal llamando a dejar de juzgar los cuerpos y elecciones ajenas: "Respetar es mágico"

“La inclusión no tiene que ver solamente con eso, en realidad, tiene que ver con no mirar raro al del costado, con aceptar que somos todos seres únicos, diferentes, individuales, y que eso es mágico”, señaló, como para poner en tema a los usuarios.

La reflexión de Ivana Nadal:

“Respetar que el otro piense diferente es mágico. Una cosa es defender tus ideales y otra cosa es querer que el otro piense igual que vos. ¿Por qué querés censurar a la otra persona por ser distinta? ¿Qué te molesta? Solamente hay que creer en nuestra propia verdad. 

"¿Por qué querés censurar a la otra persona por ser distinta? ¿Qué te molesta? Solamente hay que creer en nuestra verdad".
No enojarte, poder dar tu punto de vista y que eso sea una charla productiva, filosofar, sin enojarte porque el otro piense distinto. Cuando me doy cuenta de que el otro puede pensar diferente de mí, me voy a dejar de meter en su vida, porque no voy a querer que el haga y piense lo mismo que yo”. 

Lo más rebuscado de todo, que pasa un montón de veces, es que estás esperando que el otro diga o haga algo. ¿Sabés lo bueno que sería empezar a relajarte, sin estar pendiente de lo que va a hacer el otro?.

"Cuando me doy cuenta de que el otro puede pensar diferente a mí, me voy a dejar de meter en su vida".
Porque también estás pendiente de si el otro sube una foto en culo o no, si el otro se viste con una marca de ropa para salir a la calle o no o si le combinan las zapatillas, si tiene el pelo planchado o tiene rulos....

Si se puso barbijo o no, si se fue a la casa del amigo, si rompió... (la cuarentena). Enfocate en vos. Si el otro es blanco, negro, gordo, judío, católico, lesbiana, gay, bi... ¿qué te jode? Yo sé que en el fondo no te tiene que joder nada eso. Entonces, si te está jodiendo, fijate qué te jode. Pero de verdad, por vos, para estar bien.

Te juro, te lo prometo: cuando empieces a dar amor y a ver la vida desde un lado positivo, sin juzgar, todas esas etiquetas van a desaparecer. Lo que importa es no juzgar a la otra persona por nada: ni por su forma de ser, de hablar, de mirar, caminar, pensar, de vestir, de sentir. Dejemos de juzgar al otro y te juro que ahí va a entrar un puñado de cosas negativas que vos estabas haciendo y van a desaparecer.

 

“Dejá de juzgar y de juzgarte vos. Sacá todo eso de adentro tuyo, cuanto más luches, adentro tuyo va a ganar el amor y el odio va a desaparecer".

Dejá de juzgar y de juzgarte vos. Sacá todo eso de adentro tuyo, cuanto más luches, adentro tuyo va a ganar el amor y el odio va a desaparecer. Dejá de mirar al costado y poné la energía en vos”.