Charlotte Caniggia aclaró que no es "adicta" a las cirugías y mirá a quién prendió fuego: "No soy como Luciana Salazar, y muchas más, que se operan a full y nadie dice nada"

La participante del Bailando habló de los retoques estéticos que se hizo y, al pasar, mandó filoso palito a una diosa argentina.

¡Sin filtro! Charlotte Caniggia aclaró que no es "adicta" a las cirugías y mirá a quién prendió fuego: "No soy como…"

Su personalidad y sus inesperadas confesiones convirtieron a Charlotte Caniggia (23) en uno de los personajes más llamativos del Bailando. Y su última declaración en la pista, tras cumplir con el rock and roll, dio tela para cortar. "Mi papá dice que soy muy vaga y que en vez de operarme tengo que ir al gimnasio, pero no me gusta. Prefiero operarme, es más fácil… Garpo y me sacan la grasa", dijo la blonda, logrando la risa de Marcelo Tinelli y del jurado.

Sin embargo, su opinión sobre las intervenciones estéticas no quedó ahí y, en nota con Nosotros a la mañana, bajó decibeles y aclaró que no está obsesionada con la belleza. Eso sí, en la locución de su defensa, le dio un palito a otra modelo y actriz argentina: "Me hice unas pavadas, pero hace 4 años. Después no me hice más nada, la gente exagera. No tengo tantas cosas hechas. La prensa también exagera todo... No soy adicta ni me operé como Luciana Salazar, por decir un ejemplo, y hay muchas más, que se operan a full y nadie dice nada. Pero la gente lo sabe".

"Me hice unas pavadas. Pero hace 4 años… La gente y la prensa exageran. No tengo tantas cosas hechas. No soy adicta ni me operé como Luciana Salazar, por decir un ejemplo, y hay muchas más, que se operan a full y nadie dice nada".

Luego, contó que sus padres, Claudio Caniggia y Mariana Nannis, no están a favor de las cirugías: "A mi familia no le gusta que me opere. Dejé de operarme porque ya me hice todo. Dije: 'Bueno, soy joven, voy a esperar un poco'. Mamá es una amiga, puedo contar con ella, pero no tiene operaciones ni le gustan. Los papás tienen miedo". 

En una entrevista –de junio- con la revista Caras, Charlotte enumeraba sin pudor sus cuatro operaciones estéticas: "Me hice varios retoques estéticos a los 19 años. Una rinoplastía en la nariz, una cosa muy chiquita porque no tenía ningún complejo, pero quería verme mejor. En los labios me puse relleno de ácido hialurónico, que es una sustancia que te inyectan sin anestesia, sólo te duermen la zona. Con el tiempo el producto se disuelve, no es algo fijo que queda para toda la vida. También me hice una lipo, que es algo que muchas modelos se hacen".