Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El cálido mensaje de apoyo de Jimena Barón a un seguidor angustiado por la cuarentena: "Esto va a pasar"

La cantante respondió con optimismo a un hombre que le manifestó su tristeza por estar lejos de su familia.

Jimena Barón alentó a un seguidor que estaba angustiado por el aislamiento.
Jimena Barón alentó a un seguidor que estaba angustiado por el aislamiento.

Uno de los aspectos que para algunas personas trae aparejada la cuarentena total es un sentimiento de angustia por el aislamiento social, medida fundamental para aplacar los efectos de coronavirus. Esa es es el sentimiento que le transmitió un seguidor a Jimena Barón, luego de que la cantante hiciera un posteo en donde reflexionó sobre cómo afronta la situación de encierro junto a Morrrison.

“Extraño a mis viejos, hermanos y a mi sobrino. Tengo muchas ganas de estar con ellos. Me la paso llorando todo el tiempo. Soy demasiado sentimental”, expresó el seguidor. Conmovida, la artista se compadeció y lo alentó: “Sé que es difícil, pero busca ayuda. ¡No llores!”.

Acto seguido, Jimena le dio consejos para que pueda sobrellevar mejor el caso excepcional: “Llamá gente querida, hacé videollamadas. Tratá de estar lo menos sola posible y recordá que estando encerrada esto va a pasar lo más rápido posible”.

El cálido mensaje de apoyo de Jimena Barón a un seguidor angustiado por la cuarentena: "Esto va a pasar"

En su posteo original, Jimena Barón había comentado sus horas junto a Momo. ¡Mirá!:

Retrato matutino.

El pelo más seco que nunca. El mat (sic) de yoga marcado en las gambas. No me maquillo hace más de un mes, ni una gota. Tengo la piel horrible, estoy blanca calamar, me veo espantosa. En búsqueda de armonía me hago la culta. El libro que me va a durar tres minutos hasta que Momo grite el “MAMAAAA” número 24 del día. El rayito de sol que pesqué en este pequeño departamento que da al pulmón de manzana. Extraño ver el cielo. Lo otro que extraño prefiero negarlo. Que arranque de año, uff... ¿y cómo seguirá? Esa incertidumbre también prefiero negarla. Hacemos juegos, más juegos, pintamos, cocino, limpio y lavo, ¿qué hora es? Cocino de nuevo.

Tengo sueños muy raros, más raros que los que tengo cuando no sueño.

Extraño muchísimo, no se bien a quién. Invento un horizonte y lo lleno de ideas y esperanza, después veo que es la reja del balcón y se me pasa. Perdoné mucho, a mi también, y sobre todo dejé de tomarme las cosas tan personales. El mundo no gira, es un zamba y con eso la gente hace lo que puede. La que pensamos que es mala, también está haciendo lo que puede. Tenemos distintas capacidades, muy distintas. Extraño al incapaz de mi padre, que fue el peor, pero el mejor.

Me invento que está en algún lugar y me mira. A veces se abre alguna puerta de noche o se cae algo y me cago toda. Esas cosas que inventamos para sentir compañía de los que no están. ¿O están?

Intento ser mejor persona todos los días, algunos me sale mejor que otros. Intento desarmar el tetris del chip que no armé yo, hay cosas que no son mías y no las quiero más. Logré, al menos, que eso no me de culpa. ¿Quién me hace mal? Yo. Yo doy lugar a que me haga mal quién sea que yo permita. Osea nadie. Si me quieren lastimar, observo, como desde afuera y lo dejo pasar como las batallas de Matrix, en cámara lenta y por arriba. Somos así de poderosos. Cuando entiendas que vos tenés la llave para dejar entrar y hacer salir, la vida será otra cosa. Esta bien hacer salir también, hay que cuidar la energía y todos tenemos procesos distintos. Quién te lastime continuamente y te reste y te haga sentir mal, afuera. Y activá la intuición, es energía que se siente, las sensaciones no mienten y si, son pruebas fehacientes.

Rima.

Ver esta publicación en Instagram

Retrato matutino. El pelo más seco que nunca. El mat de yoga marcado en las gambas. No me maquillo hace más de un mes, ni una gota. Tengo la piel horrible, estoy blanca calamar, me veo espantosa. En búsqueda de armonía me hago la culta. El libro que me va a durar 3 minutos hasta que Momo grite el -MAMAAAA número 24 del día. El rayito de sol que pesqué en este pequeño depto que da al pulmón de manzana. Extraño ver el cielo. Lo otro que extraño prefiero negarlo. Que arranque de año, uff... y como seguirá? Esa incertidumbre también prefiero negarla. Hacemos juegos, más juegos, pintamos, cocino, limpio y lavo, que hora es? Cocino de nuevo. Tengo sueños muy raros, más raros que los que tengo cuando no sueño. Extraño muchísimo, no se bien a quién. Invento un horizonte y lo lleno de ideas y esperanza, después veo que es la reja del balcón y se me pasa. Perdoné mucho, a mi también, y sobre todo dejé de tomarme las cosas tan personales. El mundo no gira, es un samba y con eso la gente hace lo que puede. La que pensamos que es mala, también está haciendo lo que puede. Tenemos distintas capacidades, muy distintas. Extraño al incapaz de mi padre, que fue el peor, pero el mejor. Me invento que esta en algún lugar y me mira. A veces se abre alguna puerta de noche o se cae algo y me cago toda. Esas cosas q inventamos para sentir compañía de los q no están. O están? Intento ser mejor persona todos los días, algunos me sale mejor q otros. Intento desarmar el tetris del chip que no armé yo, hay cosas que no son mías y no las quiero más. Logré, al menos, que eso no me de culpa. Quién me hace mal? Yo. Yo doy lugar a que me haga mal quién sea que yo permita. Osea nadie. Si me quieren lastimar, observo, como desde afuera y lo dejo pasar como las batallas de Matrix, en cámara lenta y por arriba. Somos así de poderosos. Cuando entiendas que vos tenes la llave para dejar entrar y hacer salir, la vida será otra cosa. Esta bien hacer salir también, hay que cuidar la energía y todos tenemos procesos distintos. Quién te lastime continuamente y te reste y te haga sentir mal, afuera. Y activá la intuición, es energía q se siente, las sensaciones no mienten y si, son pruebas fehacientes. Rima❤

Una publicación compartida por J MENA (@jmena) el