Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La cadena de hechos fortuitos que hicieron que Nico Vázquez y Gimena Accardi salven sus vidas en Miami: "Fueron a cenar y se demoró la vuelta"

Ángel de Brito detalló la secuencia de acciones inusuales que realizó la pareja, que demoraron su regreso al edificio que se derrumbó en Surfside.

La cadena de hechos fortuitos que hicieron que Nico Vázquez y Gimena Accardi salven sus vidas en Miami

El jueves 24, pasadas la 01.30 de la mañana, Nico Vázquez y Gimena Accardi salvaron su vida de milagro, tras derrumbarse el edificio en el que se alojaban en Surfside, Miami.

La pareja ingresó al complejo desde la cochera, tomó el ascensor, que afortunadamente siempre paraba en el lobby, advirtió que algo pasaba y huyeron del lugar tomados de la mano, cinco minutos antes del trágico derrumbe del edificio.

"Cuando se abre la puerta del ascensor ven humo. Sienten un viento como de un huracán. Ven polvo. Se agarran de la mano y salen corriendo. Antes habían escuchado un crujido fuerte. Por eso dijeron 'subamos rápido al departamento por si pasa algo'. Nadie piensa en que se va a derrumbar el edificio en el que estás viendo, pensás más en un atentado. Pero cuando se abre el ascensor en el lobby, se agarran de la mano y salen corriendo. Había mucho humo y polvo de los escombros", contó Ángel de Brito en LAM, el mismo día del fatal suceso, del que la pareja salió ilesa.

"Para Nico y Gimena salir de noche era poco habitual, pero decidieron salir con Bossi y Alina. Cuando fueron a pagar la cuenta, el mozo les dice 'es invitación de la casa'. Entonces, ¿qué hizo Martín? Se puso a hacer un show".

Este viernes, el conductor enumeró la cadena de hechos fortuitos que hicieron que Vázquez y Accardi regresen más tarde de lo previsto al lugar y no se encontraran durmiendo en el momento del colapso total del edificio.

"Después del mini show, Nico le dice al grupo '¿por qué no vamos a caminar?'. Se fueron a caminar... Después fueron a tomar un café. Todo iba demorando la vuelta al departamento".

"Para Nico y Gimena salir de noche era poco habitual, pero decidieron salir. En general, cenaban en el departamento y se iban a dormir temprano. La casualidad, el destino, hizo que esa noche salgan a cenar con Martín Bossi y Alina Moine. Fueron los cuatro a un restaurante y terminaron temprano. Cuando fueron a pagar la cuenta, el mozo les dice 'es invitación de la casa'. Los reconocieron y les invitaron la cena. Entonces, ¿qué hizo Martín Bossi? Se puso a hacer un show en el restaurante para los mozos y para la gente que estaba comiendo, a modo de agradecimiento. Hizo chistes, personajes. Se puso a tocar el piano y cantó. Se demoró el regreso. Les hizo ganar un montón de tiempo a Nico y a Gimena, sino hubiesen vuelto antes, se hubiesen ido a dormir antes", comenzó detallando Ángel, exponiendo los guiños del destino que estuvieron a su favor.

Luego, continuó: "Después del mini show, Nico le dice al grupo '¿por qué no vamos a caminar?'. Se fueron a caminar, que tampoco era habitual. Un milagro. Después fueron a tomar un café. Todo iba demorando la vuelta al departamento, cosa que es increíble. Después fueron haciendo un pool, dejando a cada uno en su lugar. Todo eso fue demorando todo e hizo que los chicos lleguen en el primer derrumbe".