Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Alejandro Fantino, crítico con las fiestas electrónicas tras la tragedia: "Fui una sola vez y me pareció bizarro"

El conductor contó cómo fue la única vez que asistió a un evento de ese tipo y dio su visión luego de que 5 jóvenes murieran el último fin de semana. 

Alejandro Fantino opinó de las fiestas electrónicas

El último fin de semana una verdadera tragedia se vivió en el complejo Costa Salguero, en el marco de la fiesta electrónica Time Warp, donde 5 jóvenes murieron por el consumo de drogas de diseño.

El debate alrededor de las fiestas electrónicas se instaló en la sociedad y muchas personalidades dieron su opinión al respecto, como Mario Pergolini y Miguel Ángel Rodríguez, en su papel de Minguito en Polémica en el bar.

Desayuno Americano fue en busca del testimonio de Alejandro Fantino, quien contó que una sola vez fue a un evento de estas características y no se sintió a gusto: “Es un mundo absolutamente desconocido para mí. Una sola vez fui hace tres años a una Creamfields, que me invitaron. Fui a las 3 de la mañana con mi mujer, estuvimos en el VIP y a la hora me pareció bizarra”.

"Es un mundo absolutamente desconocido para mí. Una sola vez fui hace tres años a una Creamfields, que me invitaron. Fui a las 3 de la mañana con mi mujer, estuvimos en el VIP y a la hora me pareció bizarra", contó Fantino sobre la vez que fue a una fiesta electrónica.

El conductor de Animales Sueltos detalló la experiencia: “Eran las 4 de la mañana, había un muchacho poniendo músico en la loma del cu…, ni le veía la cara, había unas pantallas y las luces que eran como si tuviera un cortocircuito en una cámara. Me perdió totalmente ese lugar y dije ‘no’. Así que no tengo ni idea de lo que pasa”.

Crítico sobre la situación, Alejandro reflexionó: “Para un padre que tiene hijos adolescentes, da miedo que un chico se va con 18 años a una fiesta de éstas y el Estado no puedo controlar. Te asusta pensar que alguien puede meterle una pastilla en la boca y tener que ir a buscar a mi hijo a un hospital o a la morgue. Eso me asusta, me preocupa, tengo 44 años y me pongo en el lugar de los padres.