Alejandra Pradón y sus audios de WhatsApp: "Fue para una compra y venta de dólares"

La exvedette fue a Nosotros a la mañana a desmentir cualquier vinculación con la prostitución vip. Mirá el video.

Alejandra Pradón dio su curiosa explicación sobre los polémicos audios de WhatsApp

La explosiva viralización de un audio en el que se escucha a Alejandra Pradón (49) negociando una tarifa por un supuesto trabajo en dólares, suscitó las más diversas especulaciones. Entre ellas, la de supuesta prostitución vip. Tras unos días de silencio, la exvedette salió a aclarar el origen del archivo de forma confusa: "Es una versión editada, no se escucha la voz de la otra persona. Para mí que esta persona es un descerebrado que quiso pasar una noche conmigo, y como yo no accedí, toma una represalia. Es parte de un despecho. Es parte de una estrategia para mancillar mi nombre", le dijo vía Twitter a Nosotros al mediodía.

Sin embargo, el escándalo continuó en el centro de los debates 2.0, al punto de que la propia exvedette de Antonio Gasalla se hizo presente este miércoles en el programa que Fabián Doman conduce en El Trece. "Esto fue una invasión a la privacidad. El audio pertenece a una compra y venta de dólares, eso fue. Pero es una persona que está sumamente enamorada de mí y me dijo 'perdoname, perdoname'. Lo que pasa es que después perdió el celular y dice que él no hizo la edición del audio que viralizaron. Es árabe, sí".

Picante, Gisela Marziotta le preguntó por qué en el audio "decís lo del hotel, porque lo que daba a pensar es que este hombre te tenía que ver". Entonces, la blonda retrucó: "¿Vos no vas a hacer transacciones a un hotel? En vez de traerlo a tu casa…".

Luego, Sandra Borghi también incomodó a la invitada al indagar por los conceptos de "caliente" o "frío" en relación a la supuesta cotización de la divisa. "En ese momento, en enero, el dólar estaba 8 y pico, y él me lo quería cambiar a 9. Yo le dije que no, que lo duplique al dólar blue, no le iba a vender dólares (al precio oficial). Primero empezamos con 800 ó 1.000 dólares".

"Dije de vernos en un hotel porque no me gusta que me vean con alguien que dice que está enamorado de mí, no sé si hay una guardia periodística en un bar y salgo escrachada en todos los medios. Él me declaró su amor. Le dije en un apart hotel donde se puede cambiar plata. Como empezó con 1.000 dólares, le dije que lo duplique, que si estaba enamorado me pague el dólar a 18 pesos", dijo Alejandra sin convencer a sus interlocutores, a la vez que insistió en que se trataba de un audio editado. "Si quisiera que me paguen por sexo, lo digo directo (en una charla). Además, ¿qué tiempo tengo para trabajar sexualmente si no paro de hacer presentaciones?", cerró.