Polémica: ¿Andrés Calamaro confesó un asesinato?

El rockero lanzó una serie de mensajes en Twitter que alarmaron ya que en ellos afirma haber matado a un hombre en España. Sus polémicos tweets, la opinión de su amigo Bebe Contepomi y la desmentida de su representante en España.

Andrés Calamaro y una escalofirante afirmación en Twitter (Foto: Web).
Andrés Calamaro y una escalofirante afirmación en Twitter (Foto: Web).

La verborragia que caracteriza desde siempre a Andrés Calamaro encontró su forma de expresión ideal en el Twitter desde hace tiempo. El rockero utiliza la red social para contar sus proyectos, opinar de absolutamente todos los temas de actualidad, profesarle su amor a Micaela Breque, criticar al periodismo y pelearse con el resto de los usuarios.

Pero el miércoles, Calamaro traspasó su propio límite y lanzó una serie de tweets que resultaron, simplemente, escalofriantes. Luego de pelearse con otros twitteros, el músico escribió: “No es un grato recuerdo, pero hace ya bastantes años… en un altercado callejero… pues le quité la vida a un yonqui en Madrid”.

Ignorando el estupor de sus seguidores, Calamaro continuó con el relato de lo sucedido en la ciudad española: “Malasaña y Chueca estaban tupidos de yonquis con jeringas colgando clavadas… Te encaraban si podían, o intentaban robarte en un cajero (…) Aunque filosóficamente es interesante, y no es nada del otro mundo; le quité la vida a alguien y tampoco estoy demasiado orgulloso de eso”.

Eso no fue todo y siguió brindando detalles de lo que supuestamente ocurrió en Madrid: “Aquella vez fue puro instinto, yo quería defender a los que estaban conmigo… No hubo casi pelea, digamos que lo maté como a una rata (…) Aquello no fue ni una pelea a las trompadas, empujones, patadas… y reventarle la cabeza contra el cordón de la vereda (…) Me da un poco de lástima, pero hice bien”.

Consultado por el diario MUY, Bebe Contepomi -uno de los mejores amigos de Andrés- afirmó desconocer la historia: “Lo conozco hace 35 años y nunca le escuché decir que mató a alguien”. Calamaro, por su parte, también lanzó en la red social: “Si los valerosos irrespetuosos de Twitter no fueran cobardes, correrían el riesgo que se llevó la vida de aquel pobre tío”.

La representante de Calamaro en España, Olga Castreno, desmintió la noticia al ELMUNDO.es: “Era un juego (…) El Twitter de Andrés es un lugar en el que él juega y bromea; las informaciones oficiales están en la cuenta de Grabaciones Encontrados”.

La mujer también explicó por qué surgió el relato, que ella asegura es ficticio: “Andrés estaba componiendo una canción y empleó una imagen que venía de la película American Psycho en que la que, ahí sí, asesinaban a un heroinómano”. ¿Asunto aclarado?