Los preservativos me aprietan...

¿Las medias me dan calor? ¿Excusa para no usarlos? ¿Intento de parecer más dotado? ¿O hay que agrandar el condón un talle?
Parece que no son pocos los señores que se quejan de que los preservativos les quedan chicos. Nunca se sabe en estos casos si es verdad, o si solamente andan tratando de hacer alarde de un miembro lo bastante grande como para superar la media estándar y sufrir este percance.

Pero lo cierto es que investigadores británicos descubrieron que en una encuesta casi el 45 por ciento de los hombres profería la misma protesta: "me aprietan". Si ajusta demasiado aumentan las posibilidades de que el condón se rompa, sin contar que genera irritación en el miembro masculino, en algunos casos pérdida de la erección y, en otros, solamente la incomodidad provoca que el varón se lo saque, y por lo tanto no cumple su propósito.

La cosa fue tomada enserio y publicada en una revista de la prestigiosa British Medical Association. La preocupación fundamental que se planteó es que las quejas hablan de que el preservativo se convierte en una barrera contra el placer. Y eso no es bueno cuando se quiere que todo el mundo lo use.

Pero lo más interesante de todo fue que los investigadores llegaron a la extraña conclusión de que, dado que los fabricantes tendrán que lidiar con el delicado tema del tamaño del pene, deben dar la recomendación médica de renombrar los tamaños de los preservativos. Se desterrará de la lista los tamaño small y pasarán a ser todos large, extra large y de ahí en adelante. Cosa de no herir susceptibilidades ¿vio?

No sé si esto podrá tener un impacto favorable en la sensación de apretujamiento de los varones... pero es lo que hay.

¡Los espero en Facebook!