Alérgicas a los hombres

Muchas mujeres padecen alergia al semen y es más común de lo que se pensaba. Hay solución, aunque no en todos los casos resulta efectiva.

No es como decir "me das alergia". Es una alergia en serio, con todos los síntomas de una alergia. Hasta media hora después de tener sexo sin protección, en este caso de un preservativo que impediría el contacto del esperma con la vagina, una mujer alérgica al semen puede experimentar sarpullidos, ojos hinchados, algún dolor, y hasta dificultades para respirar.

La australiana Julie Byde se casó después de dos años de relación y en la noche de su boda descubrió que era alérgica al semen de su marido. Es que hasta entonces, sólo habían tenido sexo con preservativo.

Lo mismo que le pasa a un alérgico a las nueces cuando come una nuez le pasa a una mujer alérgica al semen cuando tiene relaciones. Es una proteína del semen la que causa la reacción. El problema, además de la reacción en sí, es que el sistema inmunológico de la mujer ataca a estas proteínas del semen, dejando a los pobres espermatozoides más bien muertos. Lo que imposibilita un embarazo. Por eso ahora Julie y su marido están pensando en la adopción, para poder formar una familia, pues para ella, el tratamiento no dio resultado.

La alergia puede darse en cualquier momento de la vida, generalmente empieza luego de un período de abstinencia. A las mujeres que tienen la duda de padecer una alergia se les recomienda alternar sexo con y sin preservativo. Cuando se usa el preservativo no debería desatarse ninguna reacción, si efectivamente se trata de alergia.

Lo mejor es no desesperar, porque en general se logra una solución. No, no es vivir en celibato ni usar preservativo de por vida: el tratamiento consiste en una desensibilización. Se utilizan pequeñas cantidades de semen como vacuna, para inmunizar a la mujer y evitar la reacción. Casi, casi siempre funciona.