Ciudad Magazine

Notas Top

Recepción con aplausos

"El secreto de sus ojos", de Juan José Campanella  fue muy bien acogida por el público y la crítica. El filme fue exhibido a sala llena.

El sábado a la noche fue uno de esos momentos de concentración de estrellas en el Festival de Toronto, un evento que -debido a la cercanía con los Estados Unidos- no suele tener inconvenientes para conseguir famosos que vengan a representar a sus películas.

Cerca de la medianoche, la entrada del Hotel Hyatt estaba repleta de gente y paparazzis esperando celebridades bajarse de sus limousines y acomodarse allí: algunos porque se alojan y otros porque concurren a fiestas y bares con estrictas restricciones. Es decir: sólo VIPs.

Veamos: Robert Duvall, Sissy Spacek y Bill Murray presentan el drama independiente Get Low en el enorme Roy Thomson Hall. Más tarde, allí mismo, Carlos Saura presentaba Yo, Don Giovanni. Michael Caine y Emily Mortimer presentan Harry Brown a unas cuadras de allí, en el Elgin Theater. Tras ese filme, los hermanos Coen muestran al público su muy personal A Serious Man. La cosa sigue, paralelamente, en el Winter Garden, donde se esperaba al premiado en Venecia Colin Farrell en la presentación de Triage, de Denis Tanovic. Y en el Teatro Ryerson la frutilla del postre: George Clooney y compañía, en la gala de la genial Up in the Air.

Uno podría seguir con las otras salas: George A. Romero mostraba su Survival of the Dead, Woody Harrelson la comedia Defendor, Michael Douglas el drama Solitary Man. Y, claro, Juan José Campanella exhibía por primera vez al público, que llenó la sala del Scotiabank Theatre, El secreto de sus ojos, que fue recibida con muchísimos aplausos. De hecho, hasta la función de prensa de la película argentina fue aplaudida, algo muy inusual. En todo el festival, este cronista sólo presenció aplausos al cierre de The Road, la fuerte e intensa película con Viggo Mortensen basada en la novela de Cormac McCarthy que viene de competir en Venecia.

La satisfacción para Campanella fue completa. Si esa misma noche llegó a su hotel y chequeó Internet, tal vez notó la excelente crítica que publicó Variety, la revista más importante de la industria, sobre su película. "Un regreso profundamente satisfactorio a los días en los que el cine todavía intentaba ser mágico, El secreto de sus ojos es sencillamente impresionante -escribió Jonathan Holland-. Si bien suma historias de amor, thriller negro, comedia deliciosa, crítica política y muchos temas para debatir en dos horas de gran entretenimiento para adultos, el filme es más que la suma de sus partes".

La nota continúa: "Exhibiendo un cambio de dirección para Juan José Campanella, esta es una película más oscura y compleja que El hijo de la novia, y la mejor película de la carrera del realizador. En Argentina, su estreno fue recibido con inusual éxito crítico y comercial. Y es de esperar que Ojos brille de la misma manera en los territorios internacionales".

Para el cine argentino en general -y para Campanella, claro, muy en particular-, un gran motivo para festejar.«