Sexo de separación - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Sexo de separación

Cuando decidimos que la cosa no va más, pero los cuerpos piensan lo contrario.

Yanina y Roberto van y vienen, se separan, se reconcilian, se vuelven a separar y vuelven a volver. Así están desde hace meses. Ya hubo bolsos de ida y vuelta. Discusiones repetidas por derechos de propiedad del mismo libro. Así están ¿qué les pasa?

El otro día me lo crucé a Roberto sentado en el escalón de la puerta de su casa viendo cómo Yanina se subía a un taxi con el mismo montón de bolsos que se había llevado la última vez. Después de tantas separaciones y reconciliaciones, Roberto la miraba irse y ya no sabía si Yanina se estaba yendo o si empezaba a volver.

¿Se extrañan cuando están separados? ¿se dan cuenta de lo que perdieron? ¿entienden que se quieren a pesar de todo?, le pregunté a Rober. Sí, todo eso, pero algo más: "El sexo del final", dijo con un poco de desesperación, "cuando sabemos que la cosa no da para más, cuando ya decidimos que vamos a separarnos para siempre, en el medio de toda esa angustia, tenemos el mejor sexo de la historia. Mejor que el sexo del principio".

Es cierto. Pensé en el sexo de reconciliación, que se ganó su fama gracias al cine norteamericano (make up sex, ¿les suena?). Pero al sexo de separación no le han reconocido debidamente sus propiedades. "Cuando estamos juntos, la cama se pone un poco aburrida, rutinaria. Cuando nos estamos separando, explota. Eso nos hace pensar que todavía queda algo entre nosotros, algo que vale la pena recuperar. Entonces volvemos y la rutina se repite, hasta que otra vez decidimos separarnos. Y no falla, cuanto más convencidos estamos de que esta es la pelea definitiva, más alucinante es el sexo".

A esta altura Yanina y Roberto ya no saben bien por qué se separan, si para no verse nunca más, o porque quieren recuperar los motivos que los hacen estar juntos. "No sabés, Greta. El mejor sexo del mundo, creéme. Y ya no sabemos qué hacer: ¿cómo nos vamos a separar en la mejor parte?". Le creo.


¿Qué hacés en ese caso? ¿cortás por lo sano y te separás? ¿decidís seguir así hasta que se termine la magia?

TE PUEDE INTERESAR