No le crecen nunca los enanos

El kiosquito no se le acaba y sigue facturando después de muerto. Ahora la novela que comenzó a escribir hace 89 años la terminó Christopher, su tercer hijo que hace décadas trabaja en los borradores. La novela recrea el universo de fantasía de sus predecesoras y estará lista para mitad de abril. En castellano habrá que esperarla un poco más.
El nombre de John Ronald Reuel Tolkien saltó a la fama por el fantástico mundo de la Tierra Media, con la trilogía de El Señor de los Anillos (1954-55). Anteriormente había publicado El hobbit , en 1937. Todas estas obras captaron fanáticos en el mundo entero y vendieron millones de dólares. De fuertes ideales modernos, su saga más famosa inspiró a Peter Jackson, quien llevó el mundo de hobbits, enanos, elfos, orcos y humanos a la pantalla grande, de manera exitosísima. Entre el elenco estaban Elijah Wood, Liv Tyler, Orlando Bloom y Viggo Mortensen (sí, el "cuervo" de Viggo ante quien hay que sacarse el sombrero por la interpretación).

Ahora, cuatro años más tarde de la exitosa serie de películas, el tercer hijo de J.R.R. Tolkien revive la pasión por el autor. Christopher Tolkien acaba de terminar el libro Los hijos de Hurin , escrito en borradores por su padre hace casi 90 años. Hay que tener en cuenta que no es ningún improvisado: él mismo publicó en 1977 otra obra de su padre, El Silmarillion . Pero ojo, a no confundir: este no está escrito por Christopher, sino una auténtica recuperación de escritos y borradores, que le llevó más de 30 años.

El libro saldrá a la venta en abril y será ilustrado por Alan Lee, ganador de un Oscar por dirección de arte con el tercer film de Jackson, El Retorno del Rey. Se rumorea que no tienen pensado vender los derechos para el cine y que estará disponible en castellano para fines de este año. Parece que este año las librerías van a estallar, ya que con sólo dos meses de diferencia verá la luz el último libro de Harry Potter. Pronóstico: riña apretada en el sector fantasía. The Children of Hurin (Los Hijos de Hurin) como una historia que narra una historia épica de aventuras, tragedia, compañerismo y heroísmo, también poblada (¿cuando no?) de criaturas mágicas como elfos y enanos. Por cierto... que los Tolkien sigan levantando carpas, total...