Juanse y su polémica defensa por la acusación de abuso sexual: "Con la mujer que tengo, no voy a ir a Jujuy a encerrarme con un mamarracho"

El rockero habló de la imputación de la Justicia, por un hecho ocurrido en julio de 2014, con una joven de 26 años. Su palabra.

Juanse y su polémica frase por la acusación de abuso sexual. (Foto: Web)
Juanse y su polémica frase por la acusación de abuso sexual. (Foto: Web)

"¡Obvio que fue una cama! No fue en Mónaco, fue en Jujuy, ¿entendés? La mina más alta es como esta parrilla y esta parrilla es más linda".

Estrella del rock argentino y con una larga trayectoria en el mundo de la música, Juanse abrió su corazón y habló de todo. El fundador de la mítica banda Los Ratones Paranoicos lanzó un disco homenaje Pappo por Juanse, en honor al recordado Norberto Napolitano y se entregó a una extensa entrevista con el diario Clarín. Su mística conversión al cristianismo, su pasado de excesos con las drogas, la imputación que tuvo por abuso sexual y mucho más.

Yo destrocé mi ego gracias a Dios. Mi vanidad, mi gloria, todo. Ya no pienso en eso. ¿Hace cuánto? Hace tres, cuatro años que tengo una disciplina. Tengo 52, recién reaccioné a los 48, 49. En algunos casos, tardamos. A San Pablo le pasó lo mismo. San Pablo era un centurión cuya misión consistía en perseguir y matar cristianos. Sin embargo, tuvo una conversión cuando Jesús apareció en imagen y en luz”, comenzó el rockero, que aseguró que su familia lo acompañó en el proceso, aunque no tanto algunos amigos.

"Yo destrocé mi ego gracias a Dios. Yo dejé de tomar merca de un día para otro. Todo dejé. Hasta el cigarrillo".

“Se alejaron muchos y muchos quisieron estar al lado mío, pero no estuvieron... El Zorrito (von Quintiero) tiene sus creencias, lo que pasa es que se terminó el momento en que uno puede ser cristiano a su manera. O sos cristiano o no lo sos. Es mucho más fácil convertir a un ateo que a un cristiano tibio. Hubo un momento en que a mí me dio vergüenza dar testimonio de lo que había hecho la noche anterior. Sin embargo, yo conocí absolutamente todo y formé parte de eso...”, dijo Juanse, y entró de lleno al terreno de las adicciones.

El exceso es la embriaguez y la embriaguez es un pecado. Así de corta. ¿El vino hace bien al corazón? ¡El vino es la sangre de Cristo! ¡Si es la sangre de Cristo, respetala, no la tomes en un bar! Yo dejé de tomar merca de un día para otro. Todo dejé. Hasta el cigarrillo”, confesó y les dedicó unas palabras a sus colegas del rock. “El artista en general tiene su sensibilidad, así que respeta todo... Hablan por detrás. Todos. Pero por lo menos no me agreden, lo que es un pasito interesante para amar al prójimo. No me interesa para nada. Ni lo bueno ni lo malo que se diga. El problema es que yo no puedo guiar al resto de las personas con las que conviví tanto tiempo a cambiar de vida”, afirmó.

"Yo no puedo guiar al resto de las personas con las que conviví tanto tiempo a cambiar de vida".

Sobre el final, Juanse habló de su imputación que tuvo en una causa por abuso sexual agravado. “Estuve imputado. Ya está. Los que van a tener que pagar son los medios que no publicaron la noticia completa. Trataron de destruirme por el peor lado. ¡Obvio que fue una cama! No fue en Mónaco, fue en Jujuy, ¿entendés? La mina más alta es como esta parrilla... Esta parrilla es más linda, y no hablo de belleza, sino del estado en el que estaban todos... Con la mujer que tengo, no voy a ir a Jujuy a encerrarme con un mamarracho... Ojo, no tengo diferenciación racial”, se defendió con un muy polémico discurso.