Candela Ruggeri, super sexy en mini short, junto al Cabezón: "A mis novios ni siquiera los nombra"

Tras las fotos sexies de la joven, el DT y su hija estuvieron en el piso de AM. Escuchá la divertida anécdota que pinta al exfutbolista como un verdadero "padre guardabosque".

Oscar Ruggeri, un padre cuida de su hija Candela

"Estaba caminando por la casa y escucho que alguien lloraba. Paso por el baño y escucho ‘no, no, no’. Cacé el teléfono y le dije ‘la con… de tu madre, pendejo’. No vengas más", contó entre risas.

Ella es bellísima. Rubia y modelo, con todo para triunfar. Eso sí, tiene un padre dispuesto a ponérselas difícil, al menos a quién busque conquistar fácilmente a su hija. Tras el boom por su foto sexy en el desfile de revista GenteCandela Ruggeri (22) estuvo en AM junto a Oscar “El Cabezón" Ruggeri (53), su famoso padre, y además de lucir un mini short, que revelaba sus piernas interminables, juntos relataron cómo el director técnico cuida a sus “nenas”.

“Me incomoda un poquito, porque después vienen los muchachitos, se ríen, miran, me cargan...”, dijo entre risas, el exfutbolista, al escuchar los elogios que despertaba Candela en la producción del ciclo. La joven, que está haciendo sus primeras armas en el modelaje, no dejó dudas sobre cómo es el hombre con los posibles "candidatos": “A mis novios al principio los ignora totalmente, ni siquiera los nombra”, admitió.

Una anécdota que lo pinta por entero involucra al Cabezón y a Daiana, su hija mayor: "Estaba caminando por la casa y escucho que alguien lloraba. Paso por el baño y escucho ‘no, no, no’. Cacé el teléfono y le dije ‘la con… de tu madre, pendejo’. No vengas más", afirmó entre risas. "Las criamos, las cuidamos, les damos de comer y después lloran, pero ¿no por mí? Gente que viene de afuera, bandidos", comentó el DT entre risas.

Leo Montero quiso saber más y le preguntó sobre tomaría que su hija saliera con un futbolista. Antes, Candela advirtió: "Si me enamoro bueno... pero no voy a ir a buscar a un jugador de fútbol". Ante el ping pong de nombres, sobre Maxi López o Mauro Icardi como posibles yernos, Ruggeri echó por tierra toda posibilidad: "No, no... por favor. Tengo una vida tranquila. Aparte, después ellos la pasan mal también... pobres pibes". ¡Sincericidio total!