Maria Julia Oliván le "bajó el pulgar" a 50 sombras de Grey: "En toda la película no vemos un sólo orgasmo femenino"

La periodista se mostró crítica con la película que es el boom del momento y la calificó como una "historia siniestra". ¡Contundente!

María Julia Oliván super crítica con 50 sombras de Grey: "Es una historia siniestra"

"Me parece muy siniestra la historia que cuenta. Luchamos para que haya un trato igualitario en toda la sociedad y en el sexo también. Donde no haya un sometedor y un sometido", sentenció la periodista. 

Los fenómenos tienen la capacidad de avivar voces elogiosas, pero también opiniones negativas. Con grandes recaudaciones y millones espectadores, 50 sombras de Grey es el último éxito hollywoodense que trajo 2015. Argentina no quedó ajeno del suceso y en Desayuno americano debatieron sobre las prácticas sexuales sadomasoquistas que el film ayudó a "popularizar".

María Julia Oliván dio su contundente opinión sobre el film, mientras compartía el living con el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff, Karina Mazzoco y Valeria Schapira: "En toda la película no vemos un solo orgasmo femenino. Son orgasmos fingidos, unos grititos", afirmó, imitando el tibio goce sexual del rol que tiene la protagonista de la cinta, basada en un popularísimo best seller del mismo nombre.

Así, la periodista de Intratables continuó dando sus razones para bajarle el pulgar al último tanque del cine estadounidense: “Me parece muy siniestra la historia que cuenta y que repone un sometimiento, el cual las mujeres venimos luchando hace tantos años. Luchamos para que haya un trato igualitario en toda la sociedad y en el sexo también. Donde goce el hombre y goce la mujer, donde uno y otro digan lo que quieran y donde puedan acercarse. Donde no haya un sometedor y un sometido. Me parece que tenemos que pensar como sociedad por qué esto es un éxito”, sentenció, pero no quedó ahí.

María Freytes salió al cruce, pero la panelista no tardó en anularla. "El protagonista de 50 sombras de Grey es un sometido de su propia historia interna", la interpeló la rubia. "Bueno, que vaya al psicólogo o que se interne, pero que no le pegue a una mujer", remató la periodista. ¡Enojadísima!