Ezequiel Hara Duck, el hombre de la sección éxito de Metro y Medio: "Me preguntás por cualquier famoso y te tiro un dato raro" - Ciudad Magazine

Ezequiel Hara Duck, el hombre de la sección éxito de Metro y Medio: "Me preguntás por cualquier famoso y te tiro un dato raro"

Es productor del programa de Sebastián Wainraich y Julieta Pink, y protagonista de una divertida parte del ciclo en donde responde datos desconocidos de famosos. En charla con Ciudad.com, más sobre él.

Tiene dos nombres, dos apellidos y un misterioso y refinado apodo que se ha vuelto familiar para quienes escuchan Metro y Medio (lunes a viernes de 18 a 21 por FM Metro). Alberto Ezequiel "El Conde" Hara Duck (33) no es sólo el productor del programa que conducen Julieta Pink y Sebastián Wainraich, sino también un tipo con una sorprendente memoria, de la que hace gala en su sección Frontón HD (escuchala en la pestaña "videos").

"Llaman los oyentes al Frónton HD y yo tiro datos raros, pero ciertos y comprobables. Funcionó al aire la primera vez y fue creciendo. Es una sección que no está preparada. Está saliendo como a las 19.30, los viernes, y tipo siete ya me agarran muchos nervios. Con decirte que el otro día rompí un lápiz al aire".

La consigna es clara: un oyente llama y tira -al frontón del Conde- un nombre de un famoso (no valen deportistas ni muertos) y Ezequiel tira algún dato “Lado B” sobre la persona, todo en vivo y sin red. Por ejemplo: “¿Marcelo Polino?”, preguntan del otro lado del teléfono. Rápidamente, el Conde busca en su memoria y tira: “Vivió en la calle. Apenas termina su programa de Radio 10, los sábados de 13 a 15, se va, sin esperar un minuto. Además, una vez por semana va a una bruja que se llama Vicenta”.

Cortito y al pie, Hara Duck devuelve cada remate con nombre de político, actor, cantante o artista con uno (o varios) sorprendentes datos. Ciudad.com charló largo y tendido con él, quien, antes que nada, reconoce, sin ponerse colorado: “Tengo la capacidad de recordar datos boludos. Me preguntás por un famoso y te tiro uno, no fallo”.

-Contame de dónde sacás toda esta información que tirás en Frontón HD.

-Tengo la gimnasia de consumir mucho de los medios: espectáculos, política y cultura general. También trabajo de prensa y de productor, entonces estoy en contacto con mucha información. Me quedan muchos datos chiquititos en la vida en general. Por ejemplo, si alguien me cuenta que le hizo una entrevista a un famoso, no me interesa tanto qué dijo sino qué pidió en el bar que fueron a hacerla, cómo trató a la moza, esas cosas. Me quedan grabados los datos pequeños.

-¿Cómo surgió la idea de convertir tu memoria en una sección?

-Una vez estábamos con Sebastián, hace poco, y yo tenía una sección que se llamaba Agenda HD con las cosas que habían quedado afuera del programa. Entonces Wainraich dice “podemos hacer que el Conde tire datos raros de famosos”. Y así fue. Llaman los oyentes y yo tiro datos raros, pero ciertos y comprobables. Funcionó al aire la primera vez y fue creciendo. Es una sección que no está preparada.

-¿Estás "estudiando" más ahora que la sección se fue afianzando y gustó tanto?

-Estoy más atento con algunos que pienso que me van a preguntar. La sección genera mucha adrenalina. Está saliendo como a las 19.30, los viernes, y tipo siete ya me agarran muchos nervios. Con decirte que el otro día rompí un lápiz al aire. Empiezo a transpirar y el corazón me palpita rápido. Tengo que contestar rápido. No quiero pifiar.

"Si alguien me cuenta que le hizo una entrevista a un famoso, no me interesa tanto qué dijo sino qué pidió en el bar que fueron a hacerla, cómo trató a la moza, esas cosas. Me quedan grabados los datos pequeños".

-A pesar de que no son datos "googleables", ¿cómo hacés para no tentarte y buscar el nombre del que te preguntan?

-Mirá, en el estudio hay un solo monitor y lo mira Sebastián todo el tiempo. El otro día traté de googlear desde el celular algo pero me resulta imposible porque tengo que hablar al mismo momento. Además, la realidad es que no saltan esos datos en Internet.

-¿Te pasa que ahora se te acercan a tirarte data?

-¡Sí! Se me acercan amigos y me tiran datos chiquititos. ¡Tendría que tener la rutina de anotarlos! Ja, ja. Mi memoria es un misterio para la neurología (risas).

-¿Por qué pusiste las dos condiciones de que no te pregunten por deportistas y gente que ya no está?

-No consumo el mundo deportivo, aunque de algunos sé. Del Loco Gatti tengo data por ejemplo, del Goyco también. Pero sería abrir un mundo enorme que no conozco. Y de gente que no está no quiero que me pregunten, porque siento que si tiro algo erróneo, no pueden refutarlo.

-¿Llamó algún famoso ya para refutarte o ampliar algo que hayas tirado?

-Todavía no, pero estaría buenísimo que llamen en vivo.

-¡Sería un buen debate! Ya estás para panelista de TV.

-Ja, ja. ¿Sabés qué? Me gustaría incursionar en eso.

 

EL “LADO B” DE EZEQUIEL HARA DUCK
Ahora es tiempo de mirarse al espejo y la charla vira hacia aquellos datos que, hasta los más fanáticos de Metro y Medio no saben. Entonces, él, que responde sobre famosos, ahora contará un poco más de su “Lado B”.

"Mi memoria es un misterio para la neurología", dice entre risas.

-¿Cómo llegaste a ser productor de Metro y Medio?

-Y… mirá. A Sebastián lo conozco desde 1995. Por ese entonces, yo tenía 14 ó 15 y era oyente de FM Sol, una radio de Paternal en la que trabajaba Wainraich. Lo escuchaba y llamaba todos los días, como oyente. Después, seguí en contacto con él y, paralelamente, haciendo radio. Hice stand up, como él, y también hacía prensa de la obra de Dalia Gutmann, su mujer. Es decir, nuestros caminos estaban cerca. En 2011, Sebastián estrenó Wainraich y los frustrados y yo le hice la prensa. Funcionó bien y pegamos buena onda. Entonces, cuando se fue Malena Guinzburg de Metro y Medio, me ofrecieron ser el productor. La verdad que cuando llegó ni lo dudé. Era un lugar donde siempre me hubiese gustado trabajar.

-¿Además de producción de radio, también estudiaste cine y escribís teatro?

-Sí. Estudié producción de radio en ETER, aunque me suena que pasó hace un montón… También estudié cine y estoy armando una obra de teatro, que tiene que ver con lo tecnológico, porque mis pasiones son el teatro y cine.

-Y ahora sí, tirame esos datitos sobre Ezequiel Hara Duck que nadie sabe.

-Emmm… A ver. Es difícil cuando es sobre uno. Bueno… Tomé vino de cartón con Manu Chao, en la casa de los Karamelo Santo. ¿Qué más? Jugué al básquet de chico. Ah, y soy fanático de The Killing, The Wyre, Breaking Bad y True Detective.

-¡No mencionaste tu apodo! ¿Por qué te dicen Conde?

-Ja, ja. No voy a revelarlo así queda el misterio. ¿Cuando hagamos los “Lado Z” lo digo!

Ezequiel responde sobre Sebastián Wainraich: "Tiene una mancha de nacimiento en una pierna, le tiene miedo a los perros más altos que su rodilla. Cuando toma algún remedio, lo tiene que tomar acompañar con un pan".

 

EL FRONTÓN HD RESPONDE
Ezequiel se prestó y Ciudad.com le preguntó sobre varios personajes.

Marcelo Tinelli: “Va al Dr. Braverman, su dentista, y cada vez que lo atiende, sube una foto con él. También camina mucho por Alvarez Thomas y si la gente lo para por ahí, Marcelo saluda”.

Luciana Salazar: “Es adicta a comprarse cremas para la piel”.

Ricardo Alfonsín: “Tiene un celular destartalado, viaja mucho a Chascomús y juega a la pelota paleta”.

María Leal: “Iban a hacer la remake de Grande Pá y ella estaba enojada. Es abuela. Juega al tenis y quería hacer un doctorado en matemática”.

Lali Espósito: “Es muy buena onda; si estás produciendo una nota y le mandás un WhatsApp, te contesta; y no tiene un equipo de radio en la casa, sólo la escucha por Internet”.

Jimena Barón: “Le gusta cantar. Estuvo con el Papa. Actuó en El Faro cuando era chiquita y la mamá la iba a buscar”.

Teto Medina: “Le costó mucho tomar la decisión de sacarse el bigote”.

Guillermo Andino: “Es fanático de Batman y tiene una colección completa de chocolatines Jack”.

Sebastián Wainraich: “Tiene una mancha de nacimiento en una pierna, le tiene miedo a los perros más altos que su rodilla. Cuando toma algún remedio, lo tiene que tomar acompañar con un pan”.

Julieta Pink: “Tiene un celular que se carga sin enchufarlo con un cargador wireless, aprendió a manejar el año pasado y vino a la radio manejando ella sola sólo dos veces. Una vez fue a un recital de Diego Torres, cuando tenía 15 años, y como estaba en primera fila, cree que él le sonrió a ella”.

TE PUEDE INTERESAR