Malena Candelmo cumplió 40 años y reclama: "No quiero seguir siendo esa persona que fue abusada"

Praxedes, tal su actual identidad, fue víctima del famoso caso policial que terminó con la condena del Bambino Veira. Tras años de silencio, habló en La Once Diez sobre su presente.

Praxedes Candelmo Correa en No se puede vivir del amor: impactante testimonio

A los 40 años reapareció en los medios Malena Candelmo. La joven travesti, cuya identidad actual es Praxedes Candelmo Correa (su único nombre legal, que figura en su DNI tras la aprobación de la Ley de Identidad de Género) protagonizó un fuerte momento radial en la noche del jueves cuando fue como invitada a No se puede vivir del amor, por La Once Diez.

"Yo no quiero seguir siendo esa persona que fue abusada. Quiero divertirme, tengo 40 años, tengo una vida por delante y apuesto a lo mejor para mi vida. Los medios siempre lo traen, pero yo quiero cortar la cadena y escaparme".

Praxedes se hizo conocida en 1987 cuando fue abusada -a sus 13 años y cuando aún tenía una identidad como varón- por Héctor "Bambino" Veira. El ex futbolista y DT fue condenando a seis años de prisión, pero sólo estuvo ocho meses detenido por el delito de intento de violación.

En diálogo con el programa de Franco Torchia y Teresita Ferrari, recapituló el drama de su difícil adolescencia, su posterior irrupción mediática a principios de los años 2000 y también contó cómo es su vida hoy.

Rebautizada como Praxedes Candelmo Correa, destacó: "Me recibí de enfermera y me pasa que hay gente que le choca verme así. Para no hacerlos sentir incómodos, pensé un nombre más ambiguo. Me empecé a fijar y cuando leí Praxedes me sonó a fortaleza. Para ser enfermero tenés que ser fuerte y el nombre tiene que ver con esto".

Candelmo reconoció que, durante su irrumpción en los medios, no la pasó nada bien: "Me equivoqué al frivolizar mi problema. Los productores me decían que me riera y yo me reía de mi drama. Es un medio cruel. Muchas veces tenía que ir alcoholizada a programas como Zap! o Intrusos para poder hablar, sino no podía mencionar palabra. Viví una época de mucho descontrol, no con respecto a las drogas, pero sí de mucho alcohol".

Sobre el drama que vivió a los 13 años, cuando fue abusada por el Bambino Veira, Praxedes confesó: "Yo no quiero seguir siendo esa persona que fue abusada. Quiero divertirme, tengo 40 años, tengo una vida por delante y apuesto a lo mejor para mi vida. Los medios siempre lo traen, pero yo quiero cortar la cadena y escaparme".

"Mi secundario fue muy difícil, un horror. Vivir en San Cristóbal fue terrible. A los 18 tuve un intento de suicidio, tengo las marcas, todo. Terminé el secundario a los 20 porque me había atrasado un montón. No fue la mejor adolescencia. Antes ser homosexual era un pecado y ser travesti era el infierno. En el secundario no había cambiado el genéro, pero igual estaba todo mal siendo gay".

Candelmo, además, contó: "En 2004 había empezado a estudiar improvisación con Mosquito -un reconocido artista- cuando salí de lo mediático, pero apareció un programa de archivo (Aunque usted no lo viera) en el que se repetían todo el tiempo mis apariciones en los medios. Les inicié acciones legales por injurias a Matías Martin, Gastón Portal (productor del ciclo) y a Telefe para que dejen de emitir mi imagen y por injurias. Fuimos a mediación pero nunca lograron llegar a ningún arreglo. Se me reían, no me tomaban en serio, por eso no quise arreglar. Matías Martin dijo al aire que le daba asco mi manera de hablar, lo tengo grabado. Me calificaban como tarada, como algo de baja categoría. Me sentía en el infierno".

Praxedes, en medio de su relato, también contó: "Mi secundario fue muy difícil, un horror. Vivir en San Cristóbal fue terrible. A los 18 tuve un intento de suicidio, tengo las marcas, todo. Terminé el secundario a los 20 porque me había atrasado un montón. No fue la mejor adolescencia. Antes ser homosexual era un pecado y ser travesti era el infierno. En el secundario no había cambiado el genéro, pero igual estaba todo mal siendo gay".

Durante la charla, hubo tiempo para hablar de sentimientos y Candelmo recordó: "En el 2003 conocí a una persona que me cambió la vida. Duró once años y me dio muchísima fuerza. Fue clandestina, era una pareja abierta, pero en las sombras. De mi parte había sentimientos, pero no de su parte. Él es todo lo aceptado socialmente y yo no".

Actualmente, Praxedes buscar trabajo como enfermera: "Voy a hacer las residencias el año que viene y voy a estudiar mucho. Si quiero tener un trabajo, me va a servir como práctica. Los días se te vuelven monótonos y muy largos cuando no tenés trabajo".

Escuchá un fragmento con parte de la entrevista a Praxedes Candelmo Correa.