Un hombre fue asaltado, se convirtió en mendigo y unos jóvenes… ¡le cambiaron la vida!

Un señor de 53 años llegó a Estados Unidos para buscar trabajo, lo asaltaron y terminó viviendo en la calle. Y la solución a todos sus problemas apareció de la manera menos pensada. ¡Mirá! 

Un hombre fue asaltado, se convirtió en mendigo y unos jóvenes le cambiaron la vida

El sueño americano puede terminar siendo para muchos una pesadilla. Esto le pasó a Jaroslav, un ciudadano checo que viajó a Estado Unidos para buscar trabajo ya que no podía encontrar en su país.

Pero el destino le jugó una mala pasada ya que cuando estaba en la estación de buses de La Gran Manzana y se quedó dormido mientras cargaba el celular. Le llevaron todo, hasta el poco dinero que tenía para subsistir hasta encontrar trabajo que eran unos mil dólares. Fue al consulado de República Checa a que lo ayuden a regresar a su casa, pero sólo le dieron un pasaporte.

Jaroslav no tuvo otra opción que vivir en la calle como un indigente. Pero como en su momento el destino lo puso en esta triste situación, luego lo recompensó gracias a estar en el lugar indicado y en el momento justo.

La solidaridad realmente mueve montañas y, en este caso, vino de la mano de un grupo de jóvenes del canal Whatever, de YouTube, quienes viajaron a Nueva York para realizar la filmación promocional para la marca de ropas Thread Society.

La idea principal de ellos era grabar mientras entregaban ropa de manera gratuita para ayudar a las personas sin hogar y así evitar el frío en el invierno. Hasta que se encontraron con Jaroslav -quien no hablaba ni una palabra de inglés- y al enterarse de su historia no dudaron ni un instante en hacer todo para cumplirle el sueño (para nada americano), que era poder volver a su casa, en República Checa, para ver a sus hijos.

No sólo le dan de comer, sino que lo llevan a un hotel, le cortan el pelo, lo afeitan y lo dejan descansar en una cama. A las pocas horas van a buscarlo con una gran sorpresa: el billete de avión, el pobre hombre no pudo contenner las lágrimas y tampoco sabía como agradecerles. Estos jóvenes lo llevaron hasta el aeropuerto y le dieron 100 dólares para que compre algo de comida y bebida.

Mirá el video… ¡no te vas a arrepentir!