Jeff Bridges creyó ver el fantasma de Robin Williams a pocas horas de su muerte

El protagonista de El gran Lebowski y ganador del Oscar por Crazy Heart contó que, el lunes pasado, le pareció ver el cuerpo del fallecido actor. ¡Insólito!

Jeff Bridges, el famoso actor El gran Lebowski y ganador del Oscar por Crazy Heart, contó que creyó haber visto al fantasma de Robin Williams a las pocas horas del fallecimiento de su amigo, el lunes último.

“Recuerdo haber llegado adónde íbamos a tener la fiesta, estaba sentado en el auto con mi esposa y agarrando nuestras cosas. Miré por la ventana y me pareció verlo a lo lejos. ¿Es ese Robin? ¿Es ese su fantasma? Pero no, era otra persona", contó Bridges.

Durante una conferencia de prensa para promocionar su último film, The Giver, que se realizó en un hotel de Nueva York, Jeff dijo que en ese momento sentía la presencia de Robin, con quien actuó en The Fisher King en 1991.

Allí contó que se enteró de la terrible noticia durante la premiere de su nueva película, que se realizó en la Gran Manzana, y que, horas más tarde, creyó haber visto su fantasma.

“Recuerdo haber llegado adónde íbamos a tener la fiesta, estaba sentado en el auto con mi esposa y agarrando nuestras cosas. Miré por la ventana y me pareció verlo a lo lejos. ¿Es ese Robin? ¿Es ese su fantasma? Pero no, era otra persona", contó Bridges, aunque su aclaración no mermó la repercusión de sus dichos.

Al acercarse se dio cuenta de que se trataba del famosos imitador llamado Radioman, cuyo nombre real es Craig Schwartz, y es un indigente que malvive en las calles de Manhattan. Su apodo lo recibió porque siempre lleva colgada del cuello una radio enorme. Ha conseguido fotografiarse con decenas de estrellas de cine y se ha hecho amigo de muchas de ellas. Y hasta actuó en algunas películas, como indigente, gracias a su gran parecido con Williams, con quien tenía una gran amistad.

Jeff siguió contando su historia: “Después de recibir la noticia estaba intentando recuperarme. Lo vi y dije: ‘¿Qué? ¿Es Robin? ¿Es su fantasma? ¡No! Es Radioman'. Y esto me trajo tantos recuerdos increíbles de cuánto nos divertimos aquí en Nueva York mientras filmábamos The Fisher King. Salí del auto y abracé a Radioman. Lo miré a la cara. Nos abrazamos y sentí al espíritu de Robin como lo siento justo ahora”.