Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Nacha Guevara criticó a Marcelo Tinelli por la previa de tortazos en ShowMatch ¡y mirá cómo reaccionó el conductor!

La jurado limó asperezas con Anita Martínez y el Bicho Gómez. Además, un “palito” para la producción.

ShowMatch: la crítica de Nacha Guevara a Marcelo Tinelli por la previa de tortazos

"Lo que sí dije es que basta Marcelo porque lo veía en una situación muy incómoda. Marcelo, no me gustó verte en el suelo enchastrado, que te metan los dedos en la nariz, que te llenaran los genitales de crema. No me gustó, no me gustó. Es mi opinión”.

Nacha Guevara sacó su perfil más ácido en ShowMatch cuando repartió críticas a la producción, a Anita Martínez, al Bicho Gómez y hasta al propio Marcelo Tinelli por la previa de tortazos que hicieron los concursantes programas atrás.

En su rol de Pupe, Martínez le quiso pedir disculpas a la jurado por su supuesto enojo. “Le quería pedir disculpas a Lacha. Se dio a entender que te podía arruinar el look…”, dijo. Y Guevara respondió.

Qué bueno que lo mencionas, porque nunca dije eso, eso fue un chiste o regalito del editor o la producción. Lo que sí dije es basta Marcelo porque lo veía en una situación muy incómoda. Me gusta pedir permiso porque entiendo que sos el dueño de casa y que nosotros somos los invitados y que ese día esta cosa se tergiversó”, opinó.

“Yo dije que basta Marcelo, y creo que le agregué por favor. Pero nunca dije lo del look.  Soy frívola pero no tanto. Y muchos tontitos y tontitos que andan por ahí se agarraron de eso y le dieron y le dieron y le dieron. Chicos, no crean todo lo que ven en televisión”, agregó, picante.  

La pareja finalmente bailó el cuarteto, la actriz la puntuó con un 8, y además se extendió en la explicación. “Eso que ustedes hacen tan bien de improvisar, esta vez no sucedió porque la acción de un tortazo atrás del otro nunca progresó, más que en ese sentido. No creció ningún cuento. La única acción era tirar tortas. ¿Qué fue lo que no me gustó del tratamiento de Marcelo? El dueño de casa, el que conduce, hay que tener un límite con él. No me gustó verte en el suelo enchastrado, que te metan los dedos en la nariz, que te llenaran los genitales de crema. No me gustó, no me gustó. Es mi opinión”.