Virginia Gallardo y una original reacción tras algunas críticas por su foto sin maquillaje: "Me encanta ser la femme fatale y también la chica de barrio" - Ciudad Magazine

Virginia Gallardo y una original reacción tras algunas críticas por su foto sin maquillaje: "Me encanta ser la femme fatale y también la chica de barrio"

La vedette se mostró al natural en su cuenta de Twitter, generó polémica para algunos, felicitaciones de otros y abrió un interesante debate que llegó hasta los noticieros. Su palabra a Ciudad.com.

La primera foto de Virginia Gallardo sin maquillaje, que generó varias felicitaciones y algunas críticas. (Foto: @virchugallardo)

"Fui la primera que salí a decir que me había operado la cola. Nadie me dio bola y hoy la mayoría de las chicas que se lo hicieron tienen problemas. Por suerte no lo tuve que contar desde un hospital. Pero por salir a contarlo era ejemplo de "esta vive operada" y la realidad es que sólo tengo la cola y las lolas operadas".

Una foto, dos facetas de una misma mujer. Una imagen que, sin hablar, dice mucho sobre la esencia femenina, la belleza, la naturalidad y la profundidad de la personalidad de una exuberante vedette.

Virginia Gallardo (28) decidió -sin quererlo- ser la protagonista de un interesante debate que comenzó hace años cuando ella misma reconoció: "Me arrepiento de haberme operado la cola" (N de la R: con el doctor Aníbal Lotocki, el mismo que intervino a Silvina Luna) y siguió esta semana con una foto que ella misma subió a su cuenta de Twitter, en la que se la ve sin maquillaje y de entrecasa, con su perrito.

Varios la felicitaron por mostrarse al natural. Pero otros la criticaron por permitirse la "osadía" de mostrarse sin retoque alguno.

La imagen se reprodujo en varios portales y hasta llegó a los noticieros. Gallardo, lejos de eliminarla de su cuenta o angustiarse por los comentarios de algunos, redobló la apuesta (y he aquí su acto "heroico") y compartió otra foto en la que se la ve nuevamente sin maquillaje, imitando la pose de un cuadro suyo en el que está híper sexy y producida, acompañada de la leyenda: "Esta es la verdad. Les guste o no. ¡Soy las dos en una! Ja, ja, ja".

 

 

Tras la gran repercusión por sus fotos, Ciudad.com se comunicó con Virginia, quien reconoció: "Me llamó la atención el revuelo que se armó. Me pone muy contenta que el 90 por ciento de lo que recibí fueron muy buenas críticas"

-¿Por qué te parece que se generó todo esto a partir de tus fotos?

-Me llamó la atención la repercusión. Lo que me sorprende es que nadie que me conoce se sorprende, valga la redundancia, que suba una foto como esa. Soy una chica normal como todas y pude llegar a los medios o cumplir mi sueño. Yo me produzco pero también hay una Virginia Gallardo común y corriente que no vive maquillada ni en bolas. (Piensa) ¡Qué loco! Más allá de las críticas, que me las re banco, siento que el primer día llamó la atención, pero hoy muchos me re bancaron.

-¿Sentís que esto tiene que ver un poco con el tema de las operaciones o las recientes declaraciones de Silvina Luna sobre su inconveniente con el metacril?

-Fui la primera que salí a decir hace un tiempo que me había operado la cola. En su momento no había tomado las precauciones. Nadie me dio bola y hoy la mayoría de las chicas que se lo hicieron, tienen problemas. Yo por suerte no lo tuve que contar desde un hospital, pero son realidades. Soy del Interior, soy chica y cuando llegué, me pasó eso. En su momento lo dije, pero por salir a contarlo era ejemplo de "esta vive operada" y la realidad es que sólo tengo la cola y las lolas operadas. Pienso que por ser personas públicas, consciente o insconscientemente, somos ejemplo y estar expuesto tiene una responsabilidad. Por eso me da bronca cuando la televisión premia a alguien que habla mal de otro o promociona las peleas. Si existe un conflicto o algo, hay que intentar buscarle el lado positivo. Por ejemplo, a mí se me juzgó un montón por mi relación con Ricardo (Fort). Sin embargo, mantuve el perfil bajo y con el tiempo muchos pudieron darse cuenta cómo soy. De todos modos pienso que respecto a lo de la cola, todo este debate está bueno porque genera conciencia. Silvina Luna cambió su postura y está bueno contar la historia. Yo nunca maté al doctor Lotocki tampoco, pero cada uno tiene que ser consciente, cosa que yo no hice en su momento cuando me operé.

"Tengo la facilidad, al ser del Interior, de tener esa 'bipolaridad'. Durante el día vivo en ropa deportiva, sin maquillaje. No subí las fotos para generar polémica. Si de algo sirve mostrarlas es para demostrar eso. Además, no creo que ninguna mujer viva producida las 24 horas. Me suele pasar que cuando estoy a cara lavada todos me dicen 'parecés más pendeja' o 'creía que tenías como treinta y pico de años'".

-¿Ahora cómo estás de salud?

-Ahora estoy súper bien, me hice estudios y me dieron todos súper bien. Y más allá de que me critiquen o no por tener una cola, ahora me preocupo de verdad por estar bien.

-Volviendo al tema de las fotos, ¿qué recibiste de la gente tras la publicación?

-¡Explotó mi Twitter! Además vi la nota en los noticieros. Creo que está bien. Me pone muy contenta porque el 90 por ciento fueron muy buenas críticas. Tengo esa facilidad, al ser del Interior, de tener esa "bipolaridad". Durante el día vivo en ropa deportiva, vivo sin maquillaje, no lo hice para generar polémica. Me encanta ser la femme fatale y también la chica de barrio que soy. Si de algo sirve mostrar esas fotos, es para demostrar eso. Además, no creo que ninguna mujer viva producida las 24 horas. No subí las fotos intencionalmente. Estaba tomando mate sola. Encima, me suele pasar que cuando estoy a cara lavada, todos me dicen "parecés más pendeja" o "creía que tenías como treinta y pico de años".

-¿Quisiste mandarle un mensaje a algún hombre?

-(Risas) Si quiero levantar a alguien con esa foto, me voy a quedar con mi perro definitivamente. No es un mensaje para nadie, para nada. Lo que sí, cuando conozco a alguien, no me gusta que venga como "voy a conocer a Virginia Gallardo". Si hay onda, bien; y sino, no. Generalmente me van a encontrar sin maquillaje. Para mí es muy difícil ver lo que la gente ve de mí. Me esmeré toda mi corta carrera en mostrar que soy de lo más normal, en ningún momento quise vender algo que no era. Los hombres tendrán que comprarme de las dos maneras o seguiré sola.

TE PUEDE INTERESAR