La conmovedora historia de vida de Ana Karolina Lannes, Agata de Avenida Brasil: mirá cómo está hoy

La actriz que hizo de hija de Carminha en la novela brasileña, tiene 14 años y fue criada por su tío y su pareja, tras la muerte de su mamá.

La actriz, de 14 años, sufrió la muerte de su mamá a los 7. Y fue criada por el tío y su pareja: "Como no viví tanto tiempo con mi mamá, no tengo tantos recuerdos, como mis hermanas, pero pienso que si ella no se hubiera ido, yo no habría sido actriz".

Agata es la querible y dulce nena de Avenida Brasil, que capítulo a capítulo recibe los injustos maltratos de su mamá, Carminha, sobre todo por su sobrepeso.

Con comentarios inteligentes, salidas tiernas y un grandes actuaciones, Ana Karolina Lannes, se luce en la novela éxito que en Argentina emite Telefe, y que próximamente comenzará a emitirse en cable por Magazine.

Lo cierto es que detrás de la ficción, Ana Karolina también tiene una dura historia de vida, que fue arreglándose a prueba de amor.

La actriz, que actualmente tiene 14 años, sufrió el fallecimiento de su mamá cuando tenía sólo 7. Antes de morir, su madre le pidió a su hermano Fabio Lopes que cuidara de su pequeña y él así lo hizo. Junto con su pareja, Joao Paulo Alfonso, la adoptaron. "Mis papás tienen actitudes normales. Me educan, me retan, me dan amor, me dan cariño y me ayudan. El Día de la Madre compro tres regalos, uno para cada uno de ellos y otro para mi hermana Leticia (...) Como no viví tanto tiempo con mi mamá, no tengo tantos recuerdos, como mis hermanas Leticia, de 24 y Juliane, de 30. Pienso que si mi mamá no se hubiese ido, yo no habría empezado esta carrera", contó en la revista Contigo! y el diario O Dia, ambos de Brasil.

Ana Karolina bajó 10 kilos: "Necesitaba bajar. Todavía voy a adelgazar más. No tengo nada con ser gordita, pero fue por salud".

Ana Karolina bajó diez kilos desde que terminó la novela (ver fotos), que en su país natal se emitió durante 2012. Al respecto, comentó: “Estaba necesitando bajar. Todavía voy a adelgazar más. No tengo nada con ser gordita, pero fue por una cuestión de salud que bajé esos kilos. Volví a hacer ejercicio porque nunca fui sedentaria, pero no estaba haciendo tanto como quería. Ahora voy caminando al colegio, a inglés y hago natación. Además estoy haciendo dieta”.