Ciudad Magazine

Notas Top

El Teto Medina presenta a su hijo productor... ¡y súper parecido a él!

El conductor de El Chimentero 3.0 por Magazine y panelista de Bendita le abrió las puertas de su casa a Ciudad.com. Conocé a Juan Cruz y la relación con su famoso papá.

Teto Medina y Juan Cruz, su hijo, mano a mano con Ciudad.com

La tarde lluviosa invitaba a la charla, a esas conversaciones distentidas en el living de una casa familiar, con fotos y anécdotas que aparecen a medida que avanza el diálogo.

Teto: "A pesar de que Juan Cruz es muy independiente, sé todo de su vida, labura conmigo y me gusta tenerlo cerca. Además, vivimos un año y medio en Salta los dos juntos, solos. El rugby también nos unió mucho, me recorrí todo el conurbano con él y los amigos. Llegaba el finde, los cargaba a todos en la camioneta y allí íbamos".

Marcelo "Teto" Medina (51) es el anfitrión junto a su hijo Juan Cruz (25) en el cálido departamento en el que viven con Evangelina y Macarena (26), esposa e hija del conductor. Risas, historias cómplices y una relación forjada con el rugby como denominador común y que día a día crece en los pasillos del canal Magazine, fueron los disparadores para que el hoy estudiante de Comunicación Social en la UBA y productor de El Chimentero 3.0 -programa que conduce su famoso papá- se explayen con Ciudad.com.

-¿Cómo es esto de tener al productor en casa, Teto?

-¡Me vuelve loco! Me llama a la mañana, me dice que mire cosas de la tele, que no me pierda esto, aquello. Me doy cuenta que tiene el mismo hambre que yo, de ir buscando, igual que hacía yo cuando empecé. Creo que Juan Cruz se consagra haciéndole una nota al Kun Agüero, en Ezeiza, ahí le vi "pasta". Era el momento en el que él no quería hablar de su relación con La Princesita Karina. Fue tres días seguidos y recién ahí lo encontró y le dio la nota. Era gracioso porque Juan Cruz lo agarró del hombro y el Kun empezó a hablar, como si fuesen compañeros de fútbol.

-¿Y vos, Juan Cruz, cómo te decidiste a seguir por un camino similar al de tu papá?

-Estudio comunicación en la UBA, me estoy por recibir. Para mí mi vida con mi viejo es normal, muchas veces me olvido de que él es famoso. Me gusta hacer espectáculos, lo que estamos haciendo ahora. No sé si voy a seguir siempre con esto, pero por ahora vamos bien. Arranqué editando las notas, haciendo lo que tenía que hacer y ahora estoy como productor. No tengo decidido si voy a pasar adelante de cámara, me encanta la producción.

Teto: -¡Tiene mucha más pinta que yo, que haga lo que quiera! A él por ahora le gusta más la producción, es muy buen productor, cosa que yo no soy.

Juan Cruz: "El es muy amigo de mis amigos. Igualmente no ando diciendo 'soy hijo del Teto'. Lo tomo muy natural. Soy bastante perfil bajo y me lo tomo tranquilo. Lo que puedan decir me resbala. A veces me olvido que él es famoso".

-¡Epa! Empiezan a aparecer las diferencias, porque a simple vista son súper parecidos...

Juan Cruz: -Somos bastante parecidos, ja. Pero yo soy más organizado y él más extrovertido.

Teto: -Es que él es de escorpio, como mi mujer y mi hija; y yo, de libra. ¡Se puede estar inundando la casa que vamos a estar los dos re panchos! En cambio los escorpianos son más eléctricos.

-¿Cuál es la relación que tienen con la fama?

Teto: -¡Yo no voy a ningún lado! Arranqué a trabajar a los 16 años como modelo, después hice un montón de publicidades, luego exploté en VideoMatch y después con Lucho Avilés en Indiscreciones. VideoMatch me transformó en un personaje, era una caricatura. He llegado a conducir el noticiero de Canal 26, hasta cantar con Xuxa en Uruguay ante 30 mil personas, pasando por jugar con (Diego) Maradona en un torneo, hacer una obra de teatro solo con Juan Carlos Calabró, también fui conductor de Feliz Domingo. He hecho un montón de cosas en poco tiempo. Ahora estoy medio alejado. Tengo una sola cosa que me gusta, que es ir a ver a San Carlos, un equipo de rugby. Eso me encanta, a la noche cargo la cámara de fotos y lo sigo a todos lados. Con decirte que todavía no fui a ShowMatch. Toda esa energía que antes ponía para ir a eventos, laburar haciendo notas y eso, la pongo en el club. Mirá, me acuerdo que Juan Cruz era chico y me preguntó una vez: "Papá, ¿qué sos?", para poner en una ficha de la escuela. "Poné que tu papá es una persona que de su temperamento hizo una profesión", le respondí. La gente me compró así.

Juan Cruz: -El es muy amigo de mis amigos, entonces la repercusión no era tanta. Igualmente, yo no ando diciendo "soy hijo del Teto". Una vez necesitaba hacer un trabajo para la facultad en una radio, entonces hablé con él para poder ir al programa de Beto Casella (que conduce Bendita, ciclo en el que Teto es panelista) y cuando me preguntaron "¿de parte de quién?" y dije "del Teto Medina", todos me miraron y se dieron cuenta. Lo tomo muy natural. Soy bastante perfil bajo y me lo tomo tranquilo. Lo que puedan decir me resbala. A veces me olvido de que él es famoso. Ponele, a veces discutimos en la calle y no da. Capaz es una discusión de padre e hijo normal, pero él me dice "¡shhh, Juan Cruz!".

-Se nota que tienen una relación muy fluída y de gran confianza. ¿Cómo fue que se forjó?

Teto: -Lo pegué a mí, a pesar de que él es muy independiente, pero sé todo de su vida, labura conmigo y me gusta tenerlo cerca. Además, vivimos un año y medio en Salta los dos juntos, porque en el 2004 nos habíamos ido de veraneo con mi mujer y Macarena y Juan Cruz, y me ofrecieron laburar allá. Mi mujer me dice "ni loca me puedo ir tanto tiempo, tengo mi laburo acá", aunque ama Salta, donde está toda mi familia. Entonces Juan Cruz me dice: "Yo te hago la gamba". Y así fue.

Teto: "Con Marcelo (Tinelli) somos amigos hace casi 30 años, tengo tantas anécdotas.... Te cuento una: era el año 90, él estaba en un supermercado y recién arrancaba la telefonía móvil. Entonces me llama y me dice: '¡Recién me acaban de pedir un autógrafo!', como emocionado. ¡Ja, ja! Siempre fue así él, sencillo".

Juan Cruz: -Yo tenía 16 y tenía a mis primos allá, jugaba al rugby. Hice cuarto año en Salta y terminé quinto acá con mis amigos. Fue muy bueno.

Teto: -El rugby nos unió mucho, me recorrí todo el conurbano con él y los amigos. Llegaba el finde, los cargaba a todos en la camioneta y allí íbamos. Igual no es que hablamos todo el tiempo…

Juan Cruz: (interrumpe) -No soy muy sensible, hay que reconocerlo...

Teto: -Pero él sabe que estoy. Cuando me muera me va a llorar, ja, ja, ja.

Juan Cruz: -Nos llevamos bien... Salvo porque le digo Teto, cosa que a él no le gusta mucho.

-¿Por qué?

Teto: -¡Me gustaría que me diga papá! Como mi hija. Mi mujer también me dice Teto, qué le voy a hacer. Me lo puso Tinelli al apodo. Me quería matar al principio y después le terminé agradeciendo.

-Hablando de Tinelli, ¿qué significa él para ustedes?

Teto: -¡Estoy feliz con todo lo que le pasa! Hablamos mucho, tres o cuatro veces por semana, de cosas importantes. Me encanta que le vaya bien. El me conoce, sabe quién soy yo también sé quién es él. Somos amigos hace casi 30 años, tengo tantas anécdotas....

Juan Cruz: -¡Contá la del autógrafo!

Teto: -Ja, ja. Sí. Creo que era el año 90. Marcelo estaba en un supermercado y recién arrancaba la telefonía móvil. Me llama y me dice: “¡Recién me acaban de pedir un autógrafo!”, como emocionado. Ja, ja. Siempre fue así él, sencillo. Otra graciosa es cuando había empezado Ritmo de la noche y salíamos de gira, porque en un principio sólo teníamos la repercusión de lo que pasaba en Capital y no teníamos idea qué ocurría en el Interior. Fuimos a Neuquén en un Hércules y estábamos ahí con el piloto. Cuando estábamos en el aeropuerto dentro del avión, vemos que había un montón de gente con carteles y Marcelo le pregunta: “¿Quién viene hoy?”, y el tipo responde “¡ustedes!”. No lo podíamos creer. Bajamos y era una locura, no entendíamos qué pasaba.

Juan Cruz: -Para mí ir a VideoMatch era común (ver video 2). Iba al trabajo de mi papá como cualquiera, salvo que era más divertido que una oficina. Marcelo me sentaba a veces en su escritorio y yo me quedaba ahí sentado. Para mí era natural. También hubo veces que fui y me quiso hacer de San Lorenzo, porque yo soy de River (como su papá), y me decía que me regalaba cosas si me cambiaba, pero yo le dije que no y hasta me puse a llorar, ja, ja. Ahora hace bastante que no voy.

-Para el final queda una pregunta emotiva, ¿qué es lo que más te enorgullece de tu hijo?

Teto: -En el canal es amigo de todo el mundo, de los cámaras, de los técnicos, del operador, de todos. Eso me encanta. Todos me hablan de él. Salimos del canal y él va a los besos por ahí, a mí ya ni me saludan, ja, ja. Igual, te digo, si lo hubiéramos tenido primero, era hijo único. Tiene un carácter terrible...

-¡Atenti las chicas, entonces! ¿Tenés novia?

Juan Cruz: -No estoy de novio ahora, sí estuve tres años y medio y corté hace un año y medio.

Teto: -Hasta ahora acá no vino nadie, doy fe.

Juan Cruz: -Soy muy reservado, es verdad...

Teto: -Decí que soy amigo de los amigos y voy y les pregunto “¿de Juan Cruz que sabés?”. ¡Ja, ja, ja! ¡Mi profesión me puede!
 

¡No te pierdas un poco más de la intimidad del Teto Medina y Juan Cruz en su casa, en el video de esta nota!