Ciudad Magazine

Notas Top

Ariel Diwan se sacó al aire y defenestró a Iúdica: "Es un marmota, traicionero y chupasangre, ¡lo odio!"

El productor de Stravaganza defendió en Intrusos a su socio Flavio Mendoza de las pretensiones que la coreógrafa Romina Propato le planteó judicialmente. Y arremetió contra su esposo.

Ariel Diwan "Mariano Iúdica es el más Traicionero, chupasangre y chupac… lo odio”

El escándalo en torno a Stravaganza escaló a niveles insospechados esta tarde cuando Ariel Diwan fue con las constancias notariales en la mano y dio a conocer cuáles son las millonarias pretensiones que tiene Romina Propato en su feroz embestida legal contra Flavio Mendoza. El productor salió con los tapones de punta contra Mariano Iúdica, el esposo de la coreógrafa, y defendió a su socio artístico.

"Como dice el del saco rojo, es un genio. Es un marmota… ¡Lo odio! El habla tanto de la Virgen, de Dios, pero es lo más traicionero, chupasangre, chupac*los. Todos opinan lo mismo de él".

“Ya me empiezo a cebar. Pasa que tienen muchos compromisos todos entre todos, son muy hipócritas. Yo no tengo por qué serlo… Encima de todo, Flavio le dio plata por afuera, de la suya, a Romina. A mí me gustaría que Mariano Iúdica o Romina salgan al aire ahora para desmentirme, pero no se atreven”, disparó Diwan. Luego, tras recordar la escena de celos que Mariano le montó a su mujer, cuando estaba en una cena de trabajo, en la que tuvo que intervenir hasta la Policía, Ariel concluyó: “El tiene un problema de que cada quince minutos cambia de opinión, y no lo estoy bardeando. Mariano tiene problemas”.

Ya con los documentos en su mano, Diwan detalló: "Romina Propato nunca firmó contrato conmigo ni con Flavio Mendoza, esas cosas se arreglan en Argentores. La acción por daños y perjuicios es por 28 millones, 971 mil pesos. Eso no es todo, más el 15 por ciento más IVA para el abogado. Medidas de no innovar en Argentores, cosa no pasó. Suspensión de la gira Stravaganza, Wather in de Art…".

Mariano tuvo su réplica desde su cuenta de Twitter:  "Que Dios lo perdone... el tiempo será testigo".

En medio del programa, Gisela Bernal, esposa del efusivo productor, llamó para pedirle que se calme, y él trató de hacerle caso. Aunque segundos después, no escatimó en adjetivos para defenestrar a Iúdica: "Como dice el del saco rojo, es un genio. Es un marmota… No es que no lo quiero. Lo odio. El habla tanto de la Virgen, de Dios, pero es lo más traicionero, chupasangre, chupaculos… Todos opinan lo mismo de él, pero no te lo va a admitir nadie. Ahora hace lo mismo con Martín Kweller (director general de Endemol, con quien Iúdica firmó contrato), y cuando lo cague a Kweller hará lo mismo con otro. Ellos (Mariano y Romina) piden cosas que no existen. Si te peleeás con todo el mundo, debés tener algún problema. Pero el dice ser el ideólogo, creador, el que se la bancaba, el dueño también de Mansión Imposible. Tanto era que ahora no está más en Mansión”, sentenció lapidario.

La respuesta de Mariano, en tanto, fue escueta y a través de Twitter. "¡Miente miente, que algo quedará!", publicó. Y sumó un segundo comentario: "Que DIOS LO PERDONE... el tiempo será testigo".