Ciudad Magazine

Notas Top

La boda inmortal: un enfermo terminal acompañó a su hija de 11 años al altar por un motivo muy especial

El padre de la pequeña Josie Zetz tiene 62 años y padece cáncer de páncreas. Los médicos le dijeron que es irreversible. Por eso, antes de morir quiso cumplirle el sueño a su hija y le armó una gran sorpresa para su cumpleaños. ¡Mirá!

Un enfermo terminal lleva a su hija de 11 años al altar

Jim Zetz tiene 62 años y fue diagnosticado con cáncer de páncreas hace tiempo. Actualmente se encuentra atravesando el estado 4 de la enfermedad y está en la etapa terminal.

El objetivo de Jim es que, mediante las fotografías, quede inmortalizado ese instante para que su hija, cuando le llegue el día de su verdadera boda, sienta que su papá la acompaña hasta el altar.

Pero no quiso irse de este mundo sin cumplirle el sueño a su hija de 11 años. Como él no estará presente el día que Josie Zetz se case, se le ocurrió una idea para que se le cumpla el deseo a la pequeña, quien siempre soñó con caminar del brazo de su padre hacia el altar.

Jim no quiso dejar a Josie sin la posibilidad de sentir su compañía en el día más importante de su vida, por lo que se le occurrió una gran idea para sorprenderla en el día de su cumpleaños.

El hombre se contactó con la famosa fotógrafa Lindsey Villatoro, quien desde hace tiempo se dedica a realizar fotos de enfermos terminales, y cuando escuchó toda la historia no dudó ni un instante en participar en algo tan hermoso.

Jim y su esposa Grace, junto con la ayuda de Lindsey, planearon una fiesta de cumpleaños sorpresa para Josie. No sólo pidieron donaciones y regalos para la niña, sino que su padre fue más allá y propuso preparar todo como si se tratara de la boda de Josie.

El objetivo de Jim es que, mediante las fotografías tomadas por Villatoro, quede inmortalizado ese instante para el recuerdo de Josie, quien que cuando le llegue el día de su verdadera boda, sienta que su papá la acompaña hasta el altar.

Las imágenes hablan por sí solas… ¡Mirá el video!