El curioso caso de Silvina Luna y su novio Manu Desrets: ¡se comprometerán por segunda vez en Ibiza!

Por Angel de Brito. La actriz de La Pelu y su joven pareja, un famoso DJ, festejarán dos años de relación con un viaje a la ciudad mediterránea en septiembre. Pero por ahora no habrá casamiento.

Silvina Luna y su novio Manu Desrets se volverán a comprometer en Ibiza. (Fotos: archivo Web)
Silvina Luna y su novio Manu Desrets se volverán a comprometer en Ibiza. (Fotos: archivo Web)

Hay quienes renuevan los votos matrimoniales después de compartir una vida juntos, y están Silvina Luna (32) y Manuel Desrets (22), quienes celebrarán su segundo compromiso sin haber pasado por el Registro Civil. Según pudo confirmar Ciudad.com, la actriz de La Pelu viajará con el famoso DJ a Ibiza durante el mes de septiembre.

Se habían comprometido en julio de 2012, y se fueron a Ibiza con la idea de casarse. Pero al final no hubo matrimonio. Ahora volverán a la ciudad mediterránea, y renovarán su amor. Pero la libreta roja puede esperar...

Por lo pronto, ni Silvina ni Manu planean casarse en el corto plazo, y eso es lo curioso. Ya hubo intercambio de promesas y alianzas en julio del año pasdao, románticos tatuajes dedicados y muchos regalos, pero postergan la libreta roja. Sin embargo, como una forma de festejar el fuerte amor que los vincula, ambos irán a la ciudad mediterránea con más movida nocturna de España durante el final del verano europeo.

Tan fusionados están la morocha y el joven, que además de hacer gira con Cirugía para dos por Uruguay, la ex vedette recorre el interior del país presentándose en los boliches para pasar su propio repertorio de música electrónica: "Este sábado presento mi #MoonightDjSet", anunció la rosarina desde Twitter su recorrida por Córdoba. Ya la semana pasada Silvina había visitado Ushuaia, casi en el fin del mundo.

Al fin y al cabo, entre Celebrity Splash, secundar a Flor de la V, el teatro y sus incursiones por Argentina como DJ, Silvina Luna merecía que Manu Desrets la invite a disfrutar de unos días de relax e intimidad. O lo que los profesionales de la música electrónica llaman "chill out".