El álbum de fotos del increíble viaje de Nazareno Casero y su novia - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El álbum de fotos del increíble viaje de Nazareno Casero y su novia

El actor recorrió junto a Carlina una docena de ciudades del sudeste asiático, durante tres meses. Comidas de cucarachas y víboras, templos, volcanes, playas paradisíacas ¡y hasta el ofrecimiento de un niño para adopción! ¡Imperdible!

Nazareno Casero en el volcán Banyuwangi, Indonesia (Foto: gentileza Carlina Toscano rivas para Ciudad.com).

¿La excusa? Nazareno Casero se iba a grabar durante un mes y medio, en un crucero, la tira Embarcados, que se emitirá por América 2. Ni lerdo ni perezoso, aprovechó la ocasión para, una vez en Europa, emprender un viaje de tres meses por el sudeste asiático junto a su novia oficial, Carlina Toscano Rivas, y compartió su álbum en exclusiva con Ciudad.com.

“Estuvimos en Alemania, Amsterdam y Barcelona, Bangkok, Ko Phangan y Ko Phi Phi (Tailandia); después arribamos a Kuala Lumpur (Malasia), Singapur, Jakarta, Isla de Java y Bali (Indonesia), Camboya y Abu Dhabi”, contó el actor.

"En Camboya, comimos víboras y cucarachas. La ‘cuca’ no tiene mucho sabor".

De novios desde hace un año, los chicos recolectaron anécdotas increíbles en aquellos peculiares parajes. “En Bali, la mitad de los días del año son festivos, así que nunca sabés qué día abren los negocios, ja ja. En Java, todos esculpen piedras y hacen un arte increíble, muy groso. Ahí estuve en el volcán Banyuwangi, un lugar rarísimo, veías salir el humo y un calor tremendo. ¡Era como otro planeta!”, dijo Nazareno.

La diferencias culturales al otro lado del mundo son grandes y un termómetro de ello es la gastronomía "a lo Marley". “En Indonesia, nada es lo que parece, te comprás algo y no sabes qué tiene adentro, ja ja. ¡Y comen todo con la mano! En Camboya se puede comer araña, pero no encontramos. Víboras y cucarachas si comimos. La ‘cuca’ no tiene mucho sabor. Capaz te sirven un plato y no sabés bien qué tiene, la higiene no es a la que estamos acostumbrados, y si sos medio asquerosito no comés. En un restaurante, nos pusieron una jarra de agua… ¡que era de la calle!”, recordó el conductor con gracia.

 “En Camboya… ¡nos ofrecieron un nene para comprar!"

Sin embargo, hubo una situación que los sorprendió más que todas y que les dejó una huella. “En Camboya… ¡nos ofrecieron un nene para comprar! Me pareció algo increíble en el sentido literal, algo tremendo. Uno cree que es mentira, que no pasa pero es así”, finaliza.

¡No te pierdas el increíble álbum de fotos!

TE PUEDE INTERESAR